Compartir

La delegada territorial de Empleo, Formación y Trabajo Autonómo, y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, Virginia Fernández, ha visitado la empresa Innengine, ubicada en el municipio granadino de Armilla, para conocer un novedoso motor de combustión interna de tres tiempos, denominado ‘1Stroke’, que podría revolucionar la industria del automóvil al mejorar notablemente el tradicional motor de 4 tiempos, bien de diesel o de gasolina.

Virginia Fernández, tras recorrer las instalaciones que albergan el prototipo del motor y mantener una reunión con la dirección de la compañía, ha resaltado “la competitividad y la innovación de este proyecto de I+D, que acumula mucho conocimiento porque en su diseño han partcipado ingenieros y técnicos de laboratorio industriales universitarios, apoyados por profesionales con una dilatada experiencia empresarial, económica y comercial”.

La empresa ha recibido una ayuda inicial de algo más de 46.000 euros de la Agencia IDEA, adscrita a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, prevista en el Programa de I+D+i (proyectos de aplicación), destinada al diseño, desarrollo y fabricación del primer prototipo del motor de combustión interna de tres tiempos. Igualmente, ha solicitado otras ayudas, que se encuentran en fase de estudio, para realizar otros dos prototipos experimentales y el desarrollo de un banco de pruebas para ensayar el rendimiento del motor.

Roberto Lendaro, director comercial y socio de Innengine, ha explicado que este motor “parte de una arquitectura mecánica completamente nueva y presenta una serie de mejoras que hacen que supere al motor convencional”. Según los ingenieros que han producido el prototipo, el motor es más simple, más liviano, más pequeño y más compacto que un motor de dos tiempos, ya que tiene el doble de explosiones por cilindro y requiere menos componentes para lograrlo.

Ventajas del proyecto

El motor ‘1Stroke’, que fue presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra celebrado el pasado mes de marzo, tiene como principales ventajas una superior potencia específica, un consumo de combustible y un nivel de emisiones contaminantes considerablemente menor, y un peso y un volumen muy reducidos. Algunos importantes fabricantes de automóviles han impulsado prototipos con tecnología parecida a la de Innengine, pero no han conseguido resultados aceptables en cuanto a fiabilidad, peso, volumen, vibraciones y costes, entre otros parámetros.

El proyecto de Innegine se remonta a 2011, con el diseño de un primer prototipo de dos cilindros, refrigeración por aire y 40cc de cilindrada, fabricado en su mayor parte en el taller y laboratorios de mecánica de la Universidad de Jaén. Tras 18 meses de estudios y diseños, se abordó el ensamblaje, el ajuste de los diversos componentes y el inicio de una serie de pruebas que dan lugar al desarrollo del prototipo, informa la Junta de Andalucía en un comunicado remitido a Qué Granada.

Posteriormente, y tras una reunión con empresas del sector, se decide fabricar un segundo motor más sofisticado y que recoge todos los logros conseguidos tras la investigación y la experimentación del primer prototipo. Es por ello que, a partir de 2013, se inicia la fabricaciónn del segundo prototipo que en esta caso cuenta con 350 cc, dos cilindros y refrigeración por aire.