Compartir
  • Mañana comienza la construcción de nuevas bases en la Parda (Pintor Laxeiro y calle de los Sotos), en Puente Bolera y en Camino de Hierro.
  • La Concejalía de residuos estima que los nuevos centros de compostaje podrán estar instalados a final de año o primeros de enero.

Pontevedra, 27 de noviembre de 2018.-El Concello de Pontevedra inicia mañana mismo la construcción de cuatro nuevos centros de compostaje en los barrios de la ciudad. Dos estarán en el barrio de la Parda y otros dos en la zona de Puente Bolera y Camino de Hierro. Según informó esta mañana la concejal responsable del tratamiento de residuos en la ciudad, Carme da Silva, atenderán a un mínimo de 1.200 personas, llegando a tratar alrededor de 184 toneladas al año.

Una vez que se incorporaron los nuevos técnicos de residuos (un técnico superior y tres auxiliares) al plantel municipal, el Concello está en disposición de iniciar la implantación de más centros de compostaje para ampliar el servicio y descargar la superproducción de algunos de los instalados. De hecho, los instalados en el barrio de Eduardo Pondal están recibiendo aportaciones de vecinos de la Parda (como así se lo trasladan los usuarios a los maestros composteros) y, en caso alguno como en el de Puente Bolera, lo compones tiene que ser retirado del centro antes de que finalice el proceso de maduración, y ser madurado en otros puntos.

Los trabajos comienzan mañana mismo con la creación de las bases de los nuevos cuatro composteros (de 10 módulos cada uno) que podrán estar operativos a finales de año o primeros de enero. La estimación es que atiendan a 1.200 personas, si bien está constatado que las aportaciones a los composteros son mucho mayores. Con estos nuevos centros, el Concello tendrá 13 composteros comunitarios.

Carme da Silva explicó que el programa de compostaje está resultando todo un éxito gracias a la excelente colaboración vecinal. A día de hoy, no se registró ninguna aportación impropia en los centros de compostaje, lo que quiere decir “que los vecinos lo están haciendo con responsabilidad y con una calidad excepcional”. Todo el compost que se ha producido se reparte entre los vecinos que se anotaron al plan de compostaje y se emplea en el abono de los jardines municipales.

Carme da Silva recomendó a los pontevedreses que participen del programa pero que no estén anotados, a que lo transmitan a los maestros composteros, dado que cuando se hace el reparto de compostaje se llama a las personas que se anotaron en el programa.

Islas de reciclaje

Paralelamente, la Concejalía de tratamiento de residuos continúa con el despliegue de las islas de reciclaje en la ciudad. En este momento la empresa concesionaria está colocando simultáneamente los nuevos colectores de vidrio (iglús verdes) y contenedores de envases (colectores verdes con tapa amarilla) en toda la ciudad. Mientras no finalicen la instalación de estos contenedores, no iniciarán lo despliegue de los de papel (verdes con tapa azul), que cambiarán mucho la imagen de las islas de reciclaje en la ciudad, ya que en la actualidad son los que se encuentran en peor estado de conservación.

Cabe recordar que en la zona urbana las islas de reciclaje pasarán de 263 a 270; y en el rural se multiplicarán, pasando de 50 a 175.

La empresa tratará de colocar de madrugada estos colectores porque resultará más fácil el despliegue, pero en algunos casos también lo hará de día, por lo que la concejal Carme da Silva pide la colaboración y comprensión de los pontevedreses por los inconvenientes que puedan ocasionar estas labores.