Compartir

La formación pide además que “se reduzca la velocidad en la carretera Monte Lentiscal mediante semáforos inteligentes”

 

Ciudadanos (Cs) ha anunciado este martes que defenderá una moción en el próximo pleno municipal para exigir al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Brígida (Ando Sataute, PSOE y NC) que reclame a la administración competente “la reubicación de la parada de guaguas cercana a la Plaza Doña Luisa, en dirección a Las Palmas de Gran Canaria, en los terrenos de titularidad pública, y que se instale además una marquesina para que los usuarios se puedan resguardar mientras esperan la guagua”.

Al respecto, el portavoz municipal de Cs en el consistorio santauteño, Juan José Pons, ha explicado que “la parada actual se encuentra en malas condiciones y dificulta a los vecinos la espera”, ya que “no dispone de marquesina donde se puedan resguardar de las condiciones climáticas, al ser demolida por decisión judicial al haberse construido en suelo privado”.

Por ello, Ciudadanos ha propuesto que “se reubique esta parada en la parcela de titularidad pública ubicada junto al colegio, se acondicione un muro de contención para evitar desmoronamiento en la vía peatonal, y se instale la citada marquesina”.

Es necesario que se prepare el proyecto técnico que permita la inclusión de este proyecto en el Plan de inversiones que se considere más oportuno, ya sea este Plan de competencia municipal o de cualquier otra administración, para que así se pueda llevar a cabo lo antes posible”, ha señalado Pons.

Por otro lado, el edil de Cs ha reclamado a la corporación que “garantice la seguridad de los vecinos”, y para ello, “limite el tráfico y la velocidad en el tramo de la carretera Monte Lentiscal (GC-15) cercano la Plaza Doña Luisa”, y ha propuesto que “se regule a través de semáforos inteligentes”.

Por todos estos motivos, y porque “de nada sirve fomentar el transporte público y lanzar campañas si luego no se dan las condiciones para ofertar un buen servicio a los usuarios”, Ciudadanos ha exigido al gobierno local que facilite “todo aquello que sea de su ámbito competencial”, y reclame al Cabildo y al resto de instituciones competentes que “actúen cuanto antes para habilitar esta infraestructura y garantizar así la seguridad de los vecinos y de los conductores”.