Compartir

Los resultados obtenidos en las liquidaciones de los últimos años dejan ver una actuación rigurosa y responsable

 

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha aprobado con muy buena nota su gestión económica. Así lo han reflejado los indicadores económico-financieros de la auditoría  correspondiente a 2018, en la cual se ha puesto de manifiesto el cumplimiento de todos los parámetros económicos y la evolución positiva respecto al ejercicio anterior, tanto en la gestión económica como en la presupuestaria.

El Concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, declaraba que “los resultados  obtenidos en los últimos ejercicios han contribuido a mejorar de forma notable la salud financiera de esta administración, dejando patente el buen trabajo que se está llevando a cabo”, destacando que esto se debe a “una política económica de contención del gasto que hemos realizado de manera rigurosa y responsable, marcada por las leyes de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera”. Como consecuencia de esta buena nota el ayuntamiento sanmiguelero puede destinar el 50% de la transferencia que reciba del Fondo Canario de Financiación Municipal al apartado de Inversiones y a la emergencia social, el resto será de libre disposición, lo cual “repercutirá directamente en el bienestar del municipio”, indicaba el edil sanmiguelero.

Los indicadores de salud financiera que establece la Ley del Fondo Canario de Financiación Municipal, se sitúan por encima de los niveles exigidos y es el aumento experimentado en los últimos años  del ratio del Remanente de Tesorería, el que nos indica los saldos pendientes a cobrar y a pagar, así como el efectivo resultante de la actividad económica, el principal indicador que nos señala la fortaleza económica y capacidad real de la Corporación para hacer frente a su estructura financiera.

Cabe destacar, además, que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona “es el único de la isla que no tendrá que devolver dinero a la Hacienda Pública, una vez hecha la liquidación de los tributos del año 2017, produciéndose una liquidación de tributos favorable por importe de 49.000 €”, indicación que ha querido hacer el edil de Hacienda, lo cual no supondrá ninguna merma a la economía municipal, todo lo contrario.

El FCFM tiene por objeto dotar a los municipios de recursos para saneamiento económico-financiero o, si se cumplen los indicadores previstos en la ley, a inversión, o a ayudas de emergencia social –en determinados casos–, así como para gastos de libre disposición.