Compartir

El corte se produjo el pasado lunes día 20 y aún permanece sin agua potable

 

Una de esas incompresibles cosas que pensamos que no puede o debe darse, creiamos que antes de acometerse el corte del suministro de agua potable en un domicilio, se debe confirmar la necesidad vital del servicio.

Emalsa no comprobó quién reside en la vivienda y ordenó la suspensión del suministro del agua a esta ubicada en Residencial Guaydil de Jinamar.

Esta vecina, que poco sale de su domicilio, por entre otras cosas su edad y necesidades, está siendo socorrida con cubos y garrafas, que solidariamente le aportan sus vecinos.

La mísma percibe una renta mensual de una paga no contributiba, pero asegura que tiene al día sus recibos, aunque unos ingresos precarios te ponen a veces en riesgo de fallar en algún pago, pero no esperaba que se procediera al corte del agua, como así han hecho.

Ya ha podido abonar el pago de la déuda, que para colmo se le incrementa en unos 26 € por una tasa de reposición de corte, que a buen seguro le supone detrimento de afrontar el pago de sus necesidades.

No ha acudido a ninguna parte, según asegura, ante la pregunta de si había llamado a la compañía de aguas, esta vecina de Jinamar contestaba “para qué, si no hacen caso de nada”.

Triste deducción, porque es signo de la indefensión en la que vemos a algunas personas, que por no saber moverse, asumen la pena si recurrir a la más mínima ayuda.

Contactamos con la compañía ante la presencia de la afectada, que no ha querido que la identifiquemos públicamente, y nos contestan que es un procedimiento habitual, proceder al corte del suministro ante el impago de los recibos.

En la actualidad, conocemos que el suministro de electricidad no se le debe interrumpir a domicilios con niños o personas mayores, pero esta vez y con respecto a Emalsa, la interlocutora que nos atendió en la llamada, no quizo entrar en valoraciones que no le correspondían.

Según el sevicio de atención al cliente de Emalsa, se procederá restablecer el suministro el lunes próximo por la tarde, como vemos para ello no estiman urgencia alguna.