Quantcast

Curiosidades que querrás saber sobre Dirty Dancing

Ya hemos hablado anteriormente de ese nivel superior en el que se encuentran ciertas películas que han marcado a la mayor parte de la población mundial. Tal y como hablamos hace poco de la trilogía de El señor de los anillos, podemos hablar de otra película clásica de los año 80, el musical protagonizado por Patrick Swayze y Jennifer Grey, Dirty Dancing. Dirigida por Emile Ardolino con guión de Eleanor Bergstein, esta película influyó a muchas de las personas de su generación hasta niveles insospechados, como ha contado la guionista del film varias veces. Pese a ser una de las películas más vistas por todo el mundo seguro que aún hay cosas que no se saben sobre ella. Por ello vamos a recopilar algunas curiosidades que seguro querrás saber sobre Dirty Dancing.

Se estrenó en Estados Unidos el 21 de agosto de 1987, aunque llegó a España en junio de 1988, casi un año después. Fue la película que Como todos recuerdan fue un éxito de taquilla mundial, con 6 millones de dólares como presupuesta y 214 millones de recaudación mundial. No todo fue tan bonito, ya que este éxito del cine musical y adolescente estuvo apunto de no pisar las salas de cine y lanzarse directamente en vídeo.

Algo que no pasó desapercibido fue su banda sonora. La música que acompañaba a la película fue uno de los puntos más importantes que contribuyó al éxito del film. Todos hemos cantado una y mil veces el tema principal de la película, (I’ve had) The time of my life, que fue interpretado por Bill Medley y Jennifer Warnes. Tanto fue este éxito que el tema fue galardonado con un Premio Óscar y un Globo de Oro. No pudieron pedir más

Su argumento resumido brevemente es el siguiente: se trata de la historia de amor entre un profesor de baile de digamos, dudosa reputación, y una adolescente de buena familia que se conocen durante las vacaciones de verano de 1963 en un idílico resort de montaña.

Estas son algunas de las curiosidades que hemos recopilado sobre Dirty Dancing:

Un rodaje complicado y un éxito imprevisible

Patrick Swayze y Jennifer Grey Dirty Dancing

Es la típica historia de un guión que la guionista Eleanor Bergstein intentó vender infinidad de veces pero que no lo conseguía ni a tiros, hasta la aparición de una pequeña productora que vio algo en él. Digamos que es una decisión de la que no se arrepienten nada de nada.

El rodaje fue tenso y difícil, con numerosas complicaciones que surgían por todos lados. Dirty Dancing está ambientada en el verano de 1963, por lo que los árboles aún no tienen sus hojas caídas y un bañito en el agua siempre es de agradecer. Pues no, la película se rodó en pleno otoño en Virginia y Carolina del Norte, que no tienen precisamente un clima muy tropical. Se rodó principalmente en hotel Mountain Lake de Virginia, junto al lago Mountain, hotel que aún hoy en día puedes visitar. Las hojas de los árboles ya estaban caídas, por lo que el equipo, spray en mano, tuvo que pintarlas todas de verde. Menos mal que fue un éxito en taquilla.

Recordemos entonces la mítica escena en el que practican el baile metidos en el lago. La temperatura del lago según recuerda Patrick Swayze en sus memorias era de 4ºC, y como era de esperar tuvieron que repetir la escena bastantes veces, todo por la película. Si hacemos memoria, esa escena está compuesta en su totalidad por planos generales, ¿por qué? La respuesta es fácil, los protagonistas estaban azules del frío que estaban pasando.

Antes de estrenar las películas, las productoras cogen a gente de la calle para ver sus reacciones y cómo puede ir la película en taquilla. Esos primeros afortunados pusieron la película por los suelos, tanto que la productora se pensó si valdría la pena estrenarla en cines o directamente en vídeo. Probablemente no les volvieron a llamar.

Comentarios de Facebook