domingo, 20 septiembre 2020 10:55

Cataluña celebra este viernes una Diada limitada por el coronavirus

Catalunya celebrará este viernes 11 de septiembre una Diada marcada por la pandemia del coronavirus, que ha limitado todos los actos y movilizaciones que venían siendo habituales en los últimos años principalmente por las reivindicaciones del independentismo.

La Diada de este año llega en un contexto de alerta por los posibles rebrotes de Covid-19, por el que siguen vigentes medidas de seguridad como el uso obligatorio de la mascarilla y la prohibición de las reuniones de más de 10 personas, y se produce tres días antes de comenzar el curso escolar, una de las fechas marcadas en rojo en el calendario desde hace meses por la excepcionalidad de la pandemia.

En esta situación, las grandes manifestaciones que se han producido cada 11 de septiembre en Catalunya desde el inicio del proceso independentista en 2012 han quedado reducidas y la cita principal de este año serán las concentraciones descentralizadas que han convocado la ANC, Òmnium y la Associació de Municipis per la Independència (AMI).

Con la imposibilidad de hacer una movilización masiva, las entidades soberanistas han optado este año por hacer 107 concentraciones repartidas en todo el territorio catalán, que comenzarán a partir de las 17.00 horas, tendrán un aforo limitado y en las que se garantizarán medidas sanitarias: solo podrán acceder las personas que se hayan inscrito, serán concentraciones estáticas en las que los participantes estarán separados por dos metros de distancia y llevarán mascarilla obligatoria.

De esta manera, en esta Diada no se producirá el debate de los últimos años sobre las cifras de asistentes a las manifestaciones independentistas del 11 de septiembre, que se utilizaba para percibir el estado de ánimo del soberanismo.

El acto central se hará a las 17.30 en la plaza Letamendi, donde intervendrán los dirigentes de las entidades, y la ANC también ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a salir a los balcones a las 17.14 –la hora en la comenzaba la manifestación de cada Diada– para reivindicar la independencia de Catalunya.

En una entrevista de Europa Press, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, afirmó que el objetivo de la Diada de este año es compatibilizar las medidas de seguridad por el Covid-19 y el derecho a la manifestación para reclamar la independencia, pero sin que haya movilizaciones masivas, y defendió que el riesgo de contagio en estas concentraciones será muy bajo, aunque admitió que “el riesgo 0 no existe”.

En los últimos días varias voces han reclamado no convocar estas movilizaciones y evitar aglomeraciones, y este jueves el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha recomendado evitar las concentraciones de la Diada: “No considero muy oportuno una llamada a las concentraciones”.

AGENDA MÍNIMA DEL GOVERN

De hecho, a diferencia de las manifestaciones de los últimos años, ningún miembro del Govern asistirá a las concentraciones, aunque desde el Ejecutivo catalán han insistido en que se debe garantizar el derecho a la manifestación, pero han pedido responsabilidad para evitar contagios.

La agenda del Govern en la Diada de este año será mínima, ya que han anulado muchos de los actos habituales, y se limitará a la ofrenda floral tradicional en el monumento de Rafael Casanova, a la que solo acudirán el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresidente, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, en lugar de todos los miembros del Ejecutivo.

Además, el acto institucional, que se emitirá este jueves a las 22.00 horas por TV3, no será presencial y se ha grabado previamente, y ningún acto tendrá público.

Los partidos, que llegan a la Diada con la incógnita sobre qué hará Torra si el Tribunal Supremo confirma su inhabilitación en las próximas semanas y con la incertidumbre de si habrá elecciones en los próximos meses, también se han visto obligados a restringir su actividad.

Aparte de las ofrendas al monumento de Casanova, el candidato de Cs a las elecciones y jefe de la oposición, Carlos Carrizosa, emitirá un mensaje dirigido a la ciudadanía; ERC hará un acto propio de manera telemática; Òmnium organizará el suyo; SCC también planea una rueda de prensa y una acción, y la CUP convoca la tradicional manifestación de la Izquierda Independentista a las 19.00 horas, aunque en esta ocasión será estática por el coronavirus.