Oppenheimer: así está la zona de Nuevo México donde se lanzó la bomba atómica

A raíz del estreno de la nueva película del director Christofer Nolan, Oppenheimer, se ha vuelto a abrir una historia que parecía olvidada, la prueba de la primera bomba atómica en el desierto de Nuevo México. Pero, ¿Cómo viven allí después de lo ocurrido? En el artículo de hoy os lo explicamos.

Bomba Atomica

¿Qué pasó después de lanzar la prueba de la bomba atómica?

Image 46

Después de la prueba de la bomba atómica en Nuevo México, se encontraron una serie de problemas y preocupaciones. Uno de los más evidentes fue el daño ambiental causado por la explosión de la bomba. La prueba dejó un enorme cráter en el suelo a la vez que contaminó una gran cantidad de tierra y aire con materiales radiactivos.

Los científicos y trabajadores que realizaron la prueba también reportaron problemas de salud y síntomas relacionados con la exposición a la radiación. Se informó de enfermedades, como náuseas y fatiga, en las personas que estuvieron expuestas a la radiación después de la explosión, aunque no se entendía completamente el peligro y la gravedad de los peligros radiactivos en ese momento.

Había, y aún continúan viviendo personas, principalmente de los condados de Lincoln, Otero, Socorro y Sierra, que con el tiempo, se les acabó llamando «downwinders», ya que aseguran haber sufrido algunas consecuencias de la radiación en la década de 1940, es un lugar con una tasa de cáncer muy elevada, además de otras enfermedades y una mala calidad de vida.

Por eso, la película ha supuesto una gran oportunidad para reivindicar la forma de vivir y lo mal que lo han pasado.

Además, el Proyecto Manhattan también se enfrentó a problemas de seguridad y de información, ya que el programa era altamente secreto y solo se compartía con los científicos y trabajadores involucrados en el proyecto. Los trabajadores y residentes locales ni siquiera sabían que se había realizado la prueba de la bomba y muchos quedaron preocupados e inseguros después de escuchar la gran explosión.

En definitiva, la prueba de la bomba atómica en Nuevo México fue un hito en la historia mundial, pero también trajo una serie de preocupaciones y consecuencias importantes. Considerando que esto era solo una prueba, la verdadera magnitud de los problemas y daños relacionados con la bomba atómica se hizo evidente después de su uso en Hiroshima y Nagasaki, lo que llevó a una gran preocupación en todo el mundo por la seguridad y los peligros del armamento nuclear.