Quantcast

EEUU pone el nuevo foco de la guerra de Ucrania en España

EEUU revela información sobre los atentados en España. En el último trimestre del año 2022 España se vio amenazada por una serie de “cartas bombas” que fueron entregadas en varias sedes  del Gobierno español, incluida la sede del gobierno español, pues recientemente las autoridades estadounidenses y de varios países europeos incluso han dado a conocer que manejan la teoría de que la inteligencia militar rusa podría estar detrás de estos atentados, según lo señalado en un artículo publicado en el diario The New York Times.

Recordemos una de las cartas bombas fue enviada directamente al Palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno de España, el Ministerio de la Defensa de España, varias representaciones diplomáticas en Madrid, un fabricante de armas con sede en Zaragoza y a la Base Aérea ubicada en Torrejón de Ardoz, también en Madrid.

Afortunadamente de las seis cartas bombas enviadas, solo resultó herido un empleado de la Embajada de Ucrania en Madrid, sin embargo, las autoridades españolas se han mantenido en alerta desde entonces y mantienen sus investigaciones, investigaciones que no habían conducido a ningún responsable en particular, por lo que la información publicada en el diario neoyorquino ha captado la atención de muchos en cuestión de horas porque es la primera vez que se señala un responsable.

EEUU señala al grupo supremacista ruso como responsable de la colocación de las cartas bombas en España

Un grupo supremacista ruso detrás de las cartas bombas en España
Un grupo supremacista ruso detrás de las cartas bombas en España

De acuerdo a las últimas informaciones sobre las cartas bombas que captaron la atención de las autoridades españolas durante el último trimestre del año 2022, todo parece señalar como responsable de estos atentados a un grupo supremacista de origen ruso con sede en San Petersburgo, que actuaron obedeciendo órdenes de la Inteligencia de ese país, según la información revelada en el The New York Times.

Se trata de un grupo, calificado como terrorista por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que al parecer se encuentra bajo las ordenes de la Agencia de Inteligencia Rusa y que han estado en contacto con organizaciones españolas de extrema derecha, según la información suministrada por el diario americano.

El Movimiento Imperial Ruso, identificado por sus siglas en inglés (RIM),  es un grupo radical identificado con la ultraderecha que mantiene vínculos con grupos de ultraderecha de países europeos. El grupo terrorista habría visitado España recientemente manteniendo contacto con su representación en el país.

De acuerdo a la información publicada, el objetivo de la operación era señalar a Rusia y a sus representantes en España y en Europa en general como responsables de los ataques terroristas que se ejecutaran en Europa, incluidas las capitales de países pertenecientes a la OTAN y que como sabemos han ayudado a Ucrania desde el primer momento.

España, la OTAN y la ayuda a Ucrania

España, la OTAN y la ayuda a Ucrania
España, la OTAN y la ayuda a Ucrania

España es miembro activo de la OTAN, y ha venido prestando ayuda tanto humanitaria como militar a Ucrania desde que se inició el conflicto con Rusia, al igual que lo hacen todos los países de la OTAN.

Madrid fue sede incluso de la reunión de la Cumbre OTAN durante el año 2022 donde participaron un total de 14 presidentes y 21 primeros ministros, la presidenta de la Comisión Europea, el Secretario General de la OTAN y 52 ministros de Exteriores y Defensa, donde el presidente de Gobierno Pedro Sánchez recalcó una vez más la posición de solidaria de España frente a la invasión de Rusia a Ucrania.

“España seguirá apoyando por todas las vías al pueblo ucraniano” fueron las palabras de Pedro Sánchez en la Cumbre de la OTAN, y el llamado a “mantener la unidad como una manera de lanzar un mensaje rotundo al presidente ruso, Vladimir Putin”.

Uno de los objetivos que motivo la acción del grupo terrorista ruso, según lo planteado en el diario neoyorkino era evaluar la respuesta de occidente ante un posible ataque ruso, un experimento que arrojó resultados claros y contundentes, ya que la Unión Europea y la OTAN actuaron de forma de unidad y con mucha contundencia, al igual que con la caída del misil en territorio polaco que dejo varias personas fallecidas.

Este tipo de acciones son consideradas meras provocaciones, que buscan escalar tensiones y que podrían  generar consecuencias inimaginables por parte de los países miembros de la OTAN.

Hasta el momento no ha habido pronunciamiento alguno por parte de Rusia, el mundo entero está a la expectativa, sobre todo recordando las palabras del Presidente Vladimir Putin sobre los posibles ataques terroristas en occidente “Rusia podría cambiar si sigue sufriendo grandes reveses en Ucrania”.

Además el presidente ruso ha advertido en varias oportunidades  a Occidente que “cualquier provocación contra los intereses de Rusia tendría una respuesta asimétrica, rápida y dura” “lo lamentarán  como hace mucho que no lo hacen”, estas fueron tan solo algunas de las palabras del presidente Putin en un discurso sobre el estado de la nación ante la Asamblea Federal hace un par de meses atrás. Putin aprovechó el momento para hacer un llamado a las potencias occidentales a no cruzar “las líneas rojas” y a no confundir “las buenas intenciones” del Kremlin con “debilidad”.