Quantcast

Intolerancia a la lactosa y alergia a la leche: estas son las diferencias

Aunque por lo general se cree que son lo mismo, la intolerancia a la lactosa y la alergia a la leche, son completamente distintas, pues, los procesos por lo que ocurren ambas condiciones son completamente diferentes. Es importante identificar estas diferencias a tiempo porque incluso el tratamiento médico es completamente distinto. Por esta razón, continúa en este artículo para que aprendas sus diferencias y qué debes hacer en cada caso. 

¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

Intolerancia a la lactosa y alergia a la leche estas son las diferencias

Para poder entender de una forma más clara la diferencia entre la intolerancia a la leche y la alergia a la misma, se debe comprender el proceso que lo origina; y en el caso de la intolerancia a la leche, esta ocurre debido a una deficiencia de la enzima lactasa, la cual es responsable de sintetizar la lactosa en galactosa y glucosa para que sea más digerible. 

La intolerancia suele aparecer a medida que envejeces o dejas de tomar leche. En el primer caso, el organismo deja de producir la enzima lactasa, y este es un proceso natural en el que a medida que pasan los años requieres de menos lácteos y por consiguiente produces menos esta enzima. 

En el caso de personas que no consumen leche de ningún animal, el organismo deja de producir esta enzima, ya que la lactasa solo sirve para sintetizar leche, y al no estar acostumbrado a su consumo, no se produce en la cantidad necesaria, por lo cual aparecen los síntomas.