El hombre que atraía los rayos y otras coincidencias absolutamente increíbles

A veces ocurren cosas que llegan a ser tan sorprendentes, que nos cuesta creerlo. Ya sean coincidencias históricas, o simplemente una cosa que le sucedió a una persona un día en concreto de un año en concreto. Normalmente suelen ser reencuentros con objetos antiguos, o personas con las que te relacionaste alguna vez. En cualquier caso, verás que los casos que te vamos a contar son sorprendentes.

El Hombre Que Atraía Los Rayos Y Otras Coincidencias Absolutamente Increíbles

Edgar Allan Poe

Otra de novelas. Es muy conocida, aunque sea de oídas, «Narración de Arthur Gordon Pym». En esta novela, se habla del naufragio de un barco, y de cómo los cuatro supervivientes se quedan en medio del mar, en un bote abierto. Tres son veteranos, y el otro es un grumete, Richard Parker. Con el paso de los días, los veteranos deciden matar a Parker para comérselo. 

Esta novela fue publicada en 1838. La casualidad increíble se produjo en 1884, cuando un velero, de nombre Mignonette, se fue a pique, y fueron cuatro los supervivientes. Efectivamente, con el mismo perfil que los de la novela: tres veteranos y un grumete. Y como era de esperar, al final el grumete acabó en el estómago de los tres veteranos.

¿El nombre del grumete real? Richard Parker.