Quantcast

Adiós a Rieko Kodama, responsable de Sonic y mujer pionera de los videojuegos

Exceptuando algunos nombres míticos como Shigeru Miyamoto, padre de sagas como Mario y Zelda, Hideo Kojima, responsable de Metal Gear o Yu Suzuki, célebre autor de Out Run o Space Harrier, los videojuegos tardaron en tener autores realmente reconocidos. A diferencia de otras industrias, como la del cine, en el ocio electrónico se retrasó eso de dar visibilidad a muchos autores de renombre. Principalmente con la excusa que muchas compañías ponían: que otras empresas no conocieran y robaran sus principales talentos.

Por supuesto, eso ha cambiado con el paso de los años. Y eso no quita que existan profesionales que a día de hoy son considerados auténticos mitos dentro del mundo de los videojuegos. Es el caso de una de las grandes creativas de la compañía Sega, Rieko Kodama, cuyo fallecimiento se ha confirmado hace apenas unas horas. Una triste noticia, no solo por su intachable trayectoria que se remonta a hace más de tres décadas, sino por haber sido una de las primeras mujeres en tener una responsabilidad determinante en títulos imprescindibles.

Adiós a Rieko Kodama, responsable de Sonic y mujer pionera de los videojuegos

Una pérdida con misterio

En realidad, la desaparición de Rieko Kodama no se ha producido ahora, sino hace unos meses, en concreto durante el pasado 9 de mayo. La noticia, no obstante, no ha sido dada a conocer hasta el momento presente debido a un sutil homenaje mostrado en los créditos de la consola Mega Drive Mini 2. Es decir, la segunda versión “reducida” de la exitosa consola de 16 bits de Sega. El mensaje en cuestión resultaba de lo más evidente: “En memoria de Rieko Kodama”.

Como no podía ser de otra forma, muchos fans admiradores de la trayectoria de la japonesa no han podido menos que sorprenderse ante la triste dedicatoria. Fue a partir de entonces cuando comenzaron los rumores que apuntaban a su adiós definitivo. Aún así, no ha sido hasta hoy cuando la noticia ha sido confirmada oficialmente.

Lo ha hecho otro miembro de Sega, el productor Yosuke Okunari, quien haciendo honor a la discreción propia del pueblo nipón no ha entrado en más detalles. Simplemente ha confirmado la fecha de su muerte. La productora contaba con tan solo 58 años. Así las cosas, aunque no ha trascendido las causas de su fallecimiento, ha sido el igualmente responsable de Sega Yuji Naka quien se ha referido al trágico suceso como “repentino” en sus condolencias por medio de una red social.

Adiós a Rieko Kodama, responsable de Sonic y mujer pionera de los videojuegos

La envidiable trayectoria de Rieko Kodama

De hecho, tanto Yuji Naka como Rieko Kodama trabajaron juntos en su momento en uno de los proyectos que, a la postre, más importancia tendría en la historia de la compañía Sega, y también de los videojuegos en general. Hablamos del título Sonic, aparecido en su momento en Mega Drive y también en prácticamente todas las consolas de Sega, hasta que está dejó de desarrollar su propio hardware. Luego el erizo azul ha continuado sus aventuras en otros sistemas.

Rieko Kodama fue una artista destacada que comenzó participando en títulos arcade como Sega Ninja. Aunque al principio de su carrera utilizara seudónimo (Phoenix Rie), no tardaría en dejar su impronta creativa en muchos recordados juegos de Master System (los ocho bits de Sega) como Alex Kidd in Miracle World, Zillion, Fantasy Zone o Miracle Warriors.

No obstante, el mejor momento de su carrera llegaría pocos años después, primero formando parte destacada de las dos primeras entregas de Sonic the Hedgehog, y más tarde ejerciendo como productora de Phantasy Star IV. Una labor que también repetiría en Deep Fear, Skies of Arcadia, o 7th Dragon. Su último trabajo fue en 2008 con el recopilatorio retro Sega Ages.

Adiós a Rieko Kodama, responsable de Sonic y mujer pionera de los videojuegos

En definitiva, una mujer cuya participación ha resultado esencial en la historia de los videojuegos. Ahora que ya no está entre nosotros uno solo puede recurrir a uno de esos tópicos que por manidos no dejan de ser ciertos. La persona se ha ido, su fantástico legado permanecerá siempre.