Quantcast

Cómo optimizar tu arquitectura cloud y rebajar costes de servicios

Con un panorama actual en el que el modelo de negocio B2B es la apuesta de numerosas pymes y autónomos emprendedores, la arquitectura cloud es el eje fundamental sobre el que se cimienta la gestión de sus estructuras, en cuanto a productividad, de comunicación interempresarial, de conectividad y, sobre todo, con respecto a digitalización. Detrás de sus siglas no solo se esconde un nombre, sino todo un entramado de manejo eficiente y profesional de software y herramientas que requieren de un conocimiento tecnológico y estadístico productivo, transparente, seguro y eficaz, y que permitan un funcionamiento óptimo del sistema cloud. En este post, repasamos las soluciones digitales más importantes que hacen funcionar este engranaje.

La importancia de la transformación digital y el cloud thinking

Desde que la tecnología pasara de ser un modo de llevar a cabo un trabajo a ser el modo de trabajo per se, muchas empresas que basan su estrategia de negocio en el desarrollo digital de su ejercicio, necesitan de soluciones digitales que implementen y ayuden a la consecución de sus objetivos.

Además, las recientes ayudas garantizadas por el fondo europeo Next Generation y que el Gobierno de España ha puesto en marcha han favorecido que muchas empresas puedan solicitar el kit digital y accedan a la «transformación digital» mediante subvenciones, con lo que se facilita el proceso de una manera satisfactoria y mucho más profesional.

De este modo, las empresas tienen en su mano analizar su estructura desde los cimientos y, según sus necesidades, adaptarlos a la arquitectura cloud y seguir construyendo con base en ellos; así, podrán evolucionar y progresar económica y productivamente, cubriendo sus posibles lagunas de digitalización.

Soluciones digitales concretas

Para que se pueda decir de una empresa que está satisfactoriamente digitalizada, debe procurar:

  • Contar con Software ERP (Enterprise Resource Planning), para gestionar y planificar los recursos concretos de tu negocio, como los proveedores, el stock, la distribución y logística, el departamento de Recursos Humanos o información de bases de datos o departamentos de la empresa.
  • Tener un Software CRM (Administración de las Relaciones con el Cliente), para digitalizar las acciones y comunicaciones relacionadas con las ventas y la facturación, desarrollar estadísticas y plantear propuestas comerciales futuras.
  • Crear E-commerce (tiendas online) y Apps móviles.
  • Invertir en Tecnologías de la Información (IT), con equipos informáticos y servidores capaces de almacenar y analizar grandes cantidades de datos, tanto en BI (inteligencia empresarial) como en BD (big data), y que contribuyan al manejo de la información que tiene la empresa y, sobre todo, hacerlo de manera útil.
  • Recurrir a la subcontratación de empresas (outsorcing), solución que da soporte a los clientes y ofrece numerosos servicios como la gestión de aspectos concretos como redes sociales o marketing. Concretamente, las cloud managed services son empresas especialistas en administrar la arquitectura cloud de tu empresa a nivel B2B, ganando en productividad, en calidad y en repercusión e imagen.
  • Aportar seguridad, mediante recursos y aplicaciones centradas en proteger los datos de empresa y usuarios: certificados SSL, pasarelas de pago seguras para pagos online, encriptación de las comunicaciones o sistemas ágiles y rápidos de control de incidencias.

Recuerda: una empresa que quiera mejorar la experiencia del usuario empieza por trabajar para sí misma, reforzando su arquitectura cloud, invirtiendo en la gestión y la evolución de su rendimiento y garantizando la eficacia y la eficiencia de su servicio, apostando por las mejores soluciones digitales.