Quantcast

Este es el café más caro del mundo

¿Quién no disfruta de una buena taza de café por las mañanas? Su aroma, su sabor y los efectos vigorizantes que generan en el organismo, son alguna de las razones por las que se toma café, no solo en las mañanas, con frecuencia nos inventamos excusas para disfrutar de una buena taza de café a cualquier hora del día.

Ahora bien, si el café es de alta calidad, mucho mejor. Imagínense por momento poder disfrutar de una taza del café más caro del mundo. Sí, estamos hablando del café kopi luwak. Los expertos lo describen como una explosión de sabores y sensaciones en la boca, y no es para menos, porque un kilo de este café puede llegar a alcanzar los 900 euros.

A continuación te contamos todo lo que debes saber del café más caro del mundo, de donde viene, como se recolecta, como se procesa y todo lo que necesitamos saber para entender por qué es el café más caro del mundo.

Algunas recomendaciones

Las recomendaciones finales
La recomendaciones finales

Si después de haberte enterado de todos los elementos involucrados en la obtención de este café tienes ganas de probarlo, hay algunos datos de interés que debes tomar en cuenta. Tienes que desconfiar siempre de los precios bajos, si no tienes experiencia en el tema es mejor no dejarse llevar por las ofertas, ya que existen muchas ventas fraudulentas en el mercado. Si logras hacerte con el café, no tengas expectativas altas, es mejor que trates de disfrutarlo con la mayor naturalidad y jamás debes mezclarlo con leche o algún otro producto, es un  café con una calidad muy alta que debe probarse siempre solo

Hemos intentado plasmar en este breve artículo el proceso de recolección y procesamiento del café Kopi Luwak, y exponerte los elementos que lo convierten en el café más caro del mundo, sin embargo, el tema del maltrato animal involucrado nos obliga a reflexionar sobre el verdadero valor de este café. La civeta es otro animal que está siendo exterminado y de la peor forma, porque hay mucha crueldad en el proceso, y solo este hecho debería hacernos reflexionar sobre si vale la pena fomentar el consumo de este tipo de café. ¡Solo nos queda culminar estas palabras, diciendo que la decisión estará en tus manos!