Quantcast

Trucos para evitar que la sepia te quede gomosa

La sepia es una de las delicias del mar que se suelen consumir con frecuencia en cocciones a la plancha y al ajillo; y aunque su cocción puede considerarse sencilla, lo cierto es que prepararla perfecta tiene su truco.

Una de las razones por las que muchas personas se sienten intimidadas ante este molusco, es que el mismo resulta por lo general o muy duro, o chicloso. Si eres uno de los que se atemoriza ante la cocción de la sepia, este artículo es para ti, puesto que te contaremos los trucos para que quede perfecta. ¡Despídete para siempre de las sepias gomosas en tu plato!

Cómo escoger la sepia

Trucos para evitar que la sepia te quede gomosa

Cuando de preparaciones a la plancha o al ajillo se trata, lo mejor es escoger buenas sepias frescas, pues este tipo de cocción requiere que el molusco tenga buena consistencia y una mejor textura.

Ahora bien, si se trata de platillos elaborados, como una sepia guisada o caldereta, puedes adquirirlas congeladas y al cocinarse, no se notará marcadamente la diferencia. Esta resultará menos costosa, por lo que podrás preparar un buen plato abaratando un poco los costos.

En el caso de adquirirlas frescas, verifica la consistencia de su carne, la cual debe ser firme, brillante, suave y húmeda al tacto. Aléjate de aquellas que luzcan babosas, amarillentas, secas o con mal olor.