Quantcast

Merluza a la plancha: el secreto para que esté bien jugosa

La merluza es uno de los pescados favoritos por todos en casa; y no es de extrañarse de que así sea, puesto que este pescado blanco y de suave sabor, combina con un gran número de ingredientes y tanto la textura de su carne como su aroma lo hacen ser de los más cotizados. 

Uno de los mayores atractivos de este rico pescado es la facilidad de la cocción de su carne; y aunque es apreciado en platos elaborados como la merluza a la vasca o a la gallega, lo cierto es que, incluso a la plancha, resulta ser un plato delicioso. 

Ahora bien, cuando se prepara a la plancha, por lo general la carne de este pescado puede resultar muy seca; si quieres conocer el secreto para que siempre te quede jugosa, quédate a conocer todo lo que estoy por contarte.

Comienza comprando la merluza de manera correcta

Para tener un pescado rico y jugoso, lo primero que debes hacer es escogerlo de la manera correcta. Por lo general, en la pescadería te lo venderán rebanado, así que al comprarlo debes pedirlo especificando bien cómo lo deseas.

En el caso de la cocción a la plancha, lo mejor es solicitar en la pescadería que las rebanadas de merluza te las despachen con un grosor de un centímetro y medio; de esta madera, disminuirás el riesgo de que se sobre cocine con facilidad o que se rompa mientras lo haces.