Quantcast

Cerezas o picotas: esta es la única forma real de diferenciarlas

Todos los años, en el mes de junio, miles de cerezas y picotas comienzan a copar los diferentes mercados en España y también en algunos países europeos. Una de las preguntas más comunes con relación a las cerezas del Valle del Jerte es la de cuál es la diferencia entre cereza y Picota del Jerte. Salvo por características externas evidentes, como la ausencia de rabito en la picota, la mayor parte de las cuestiones que diferencian a estos frutos tienen que ver con su sabor, textura y propiedades. Pero existen algunas variedades de cerezas que, por su aspecto, pueden confundirse con picotas, explican en cerezadeljerte.org. Por eso, te contamos cuáles la única forma real de diferenciarlas.

Picotas: pequeña en tamaño, grande en sabor

Picotas: pequeña en tamaño, grande en sabor

La Picota del Jerte es una cereza originaria del Valle del Jerte, en el norte de Extremadura, donde se cultiva tradicionalmente desde el siglo XVII. Se siembran entre montañas de más de 2.000 metros de altitud, en tierras fértiles, regadas por arroyos de aguas cristalinas y respirando aire puro. Cuando tienen el grado óptimo de madurez, la recogida de picotas se realiza de modo artesanal, a mano y con cestas de castaño, siguiendo una tradición secular. Después, son seleccionadas a pie de árbol, una a una, para el envasado final y distribución al consumidor.