Quantcast

Cataluña prevé un descenso “a mediados de julio” después de alcanzar el pico de la séptima ola

Josep María Argimon, conseller de Salud, ha declarado que Cataluña ha alcanzado el pico de la séptima ola en cuanto a contagios por coronavirus, pero prevé un descenso para “mediados de julio”. 

“Nosotros esperamos que ahora hayamos llegado al pico, veremos si estamos un par de semanas estabilizados en esta fase de pico y a mediados de julio, la tercera de julio, empezar a bajar”, ha explicado en una entrevista en TV3 este miércoles recogida por Europa Press.

A pesar de considerar que a día de hoy hay “mucha infección”, Argimon ha instado a la ciudadanía a normalizar el día a día y ha abogado por celebrar los conciertos previstos para las próximas semanas.

BAJA LABORAL SIN PRUEBA DIAGNÓSTICA

El conseller ha cifrado en unas 2.260 las bajas médicas tramitadas hasta la mañana de este jueves a través de La Meva Salut, y las ha puesto en relación con las 16.000 a 18.000 que genera el sistema sanitario diariamente en Cataluña.

Ha informado de que el sistema de baja laboral sin prueba diagnóstica permanecerá abierto “seguramente” entre julio y agosto, y lo ha enmarcado en una relación de confianza normal entre paciente y profesional en la que a su juicio el sistema ya se apoyaba antes de la pandemia.

“Ya hace tres y cinco años se hacía con esta relación de confianza, no seguramente a través de la web pero sí a través del teléfono: pase usted a recoger la baja”, ha defendido en referencia a escenarios de fiebres o gastroenteritis.

Al ser preguntado por la permanencia de este sistema, no ha descartado establecer el sistema de bajas telemáticas de manera permanente para determinadas enfermedades que “de manera cíclica requieren una baja”, y lo ha ejemplificado con los casos de endometriosis.

INFRAFINANCIACIÓN DEL SISTEMA SANITARIO

Argimon ha insistido en pedir a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, “una planificación a mucha más vista” para dotar de más recursos y profesionales el sistema sanitario, y ha subrayado nuevas necesidades en materia de recursos humanos, como la conciliación.

“Hay una decisión tomada para que se escuche un crédito extraordinario de 1.000 millones para reforzar la parte de armamento y del Ejército y, en cambio, ¿el resto? Al final la salud es vida y no lo hablamos o no lo tenemos presente”, ha lamentado.