Quantcast

Trucos para conocer la velocidad de mi Internet

Seguramente te ha pasado que en algún momento sientes que tu conexión a Internet está lenta, que no carga rápidamente aquellos que quieres ver o escuchar, y piensas que tienes problemas con la conexión. Pues déjanos decirte que eso tiene mucho que ver con él y tema que vamos a tratar hoy, que es sobre la velocidad a la que se transmite el servicio de Internet que tienes contratado.

Muchas veces ni siquiera depende de los servicios que te brinda el proveedor de Internet, sino que puede ser hasta por el tipo de equipo que estás usando, así que si quieres saber si la velocidad de tu Internet es la correcta y lo suficientemente veloz para permitirte hacer todo lo que quieres con la conexión a la web, tienes que conocer estos trucos.

¿Cómo puedo saber a qué velocidad va mi Internet?

¿Cómo puedo saber a qué velocidad va mi Internet?

Es cierto que cuando contratamos un servicio de Internet con una empresa operadora, esta nos va a informar la velocidad a la que el mismo será transmitido desde nuestros equipos, pero es usual que se nos presenten dudas en un momento dado sobre si nos está llegando en toda su potencia, lo cual puede ocurrir por muchas razones, así que lo primero que debemos hacer es medir la velocidad con la que estamos contando en un momento dado.

Resulta una actividad muy sencilla de llevar a cabo, pero si no conoces cuál es el procedimiento a seguir, te puede parecer bastante complicado, o puede ser que tú mismo lo compliques sin tener necesidad de ello, de modo que vamos a enseñarte seis trucos con los que podrás medir la velocidad de tu Internet de una manera fácil y rápida.

¿Qué debo verificar primero?

Antes de que procedas a medir la velocidad de tu Internet, debes tomar en consideración algunos aspectos. El primero de ellos es que si tienes algún programa P2P lo cierres y asegúrate de que tu equipo no esté realizando en ese momento una descarga o actividad que esté consumiendo una gran cantidad de ancho de la banda. En este caso, lo recomendable, para que no obtengas lecturas falsas es que reinicies tu ordenador y luego inicies la prueba para poder determinar la velocidad de tu Internet.

Recurre al propio Internet

En la red existen numerosas páginas que se especializan en la medición de la velocidad que tiene tu conexión y para encontrarlas sólo tienes que escribir en el buscador de Google las palabras ‘Test de Velocidad’. Te aparecerán páginas que son sencillas de utilizar como es el caso de SpeedTest, Test-velocidad.com o TestVelocidad.eu, que puedes usar para comprobar que tu compañía te da el internet que pagas, pero hoy te vamos a enseñar a usar SpeedTest, aunque también operadoras como Euskatel, Ono, Vodafone o Movistar tiene sus propios test para medir la velocidad.

Ingresa en SpeedTest

Una vez te encuentres en la interfaz de esta página, se mostrará quien es tu operador y tu dirección de IP. También podrás ver un botón para iniciar el test de velocidad. Toma en consideración que para poder obtener ingresos, casi todas las páginas que prestan este servicio tendrán bastante publicidad, así que el botón de inicio puede estar un poco escondido entre la misma, así que búscalo con paciencia.

¿Cómo se hace la medición?

Lo primero que va a ocurrir es que el test va a medir el PING, que no es otra cosa que el tiempo en el que responde tu conexión. Luego va a iniciar un procedimiento de descarga, que le permitirá medir la velocidad que llega a alcanzar, y finalmente, va a medir la velocidad en la que sube cualquier contenido. Cuando termine este proceso, la página te mostrará el resultado y lo que debes hacer a continuación es comparar esos datos con la velocidad de Internet que indica tu proveedor en el contrato, para que puedas ver si está trabajando como debería hacerlo.

¿Se puede hacer esta medición en el teléfono móvil?

¿Se puede hacer esta medición en el teléfono móvil?

Por supuesto que sí. Existen apps especiales con las que puedes utilizar pruebas bastante similares a la que te acabamos de explicar, aunque también es posible utilizar las mismas webs que puedes emplear en tu ordenador. No obstante, tienes que tomar en consideración que estas pruebas van a realizar descargas para poder comprobar tu conexión y la velocidad de la red móvil, así que se te consumirán una determinada cantidad de los datos que tengas disponibles. Por ello es recomendable que no realices estas pruebas cuando estés próximo a la terminación de los datos incluidos en tu tarifa.

¿Puedo tener velocidades diferentes desde distintos equipos en una misma ubicación?

Sí. Resulta que poder medir la velocidad a la que trabaja tu Internet es una tarea muy sencilla, porque puedes contar con una gran variedad de servicios que se ofrecen en la web con las cuales vas a poder efectuar una medición completa en segundos, con un grado de confiabilidad bastante aceptable. No obstante, cuando lo estés haciendo, recuerda que lo harás en un equipo concreto, desde una ubicación específica de tu casa, pero no todos los dispositivos o aparatos que utilices en las distintas zonas de tu vivienda van a tener la misma velocidad.

Esas diferencias también pueden apreciarse cuando realizas una medición de un ordenador que está conectado vía LAN con un cable que se conecta al router y la medición que puedes hacer desde tu teléfono móvil que se conecta vía WiFi. Y es sencillamente porque el acceso a Internet es diferente.

¿Es normal que en el teléfono móvil se experimenten caídas en la velocidad?

Si es normal. De hecho, cuando mides la velocidad de ti móvil en la misma habitación en la que se encuentra el router, vas a comprobar que la velocidad cae un poco, pudiendo encontrarse en unos 240 o unos 250 Mbps, pero a medida que te vas alejando del router, observarás que va a seguir cayendo la velocidad, hasta que se estabilizará en 60 Mbps en el lugar más alejado del router en tu vivienda.

Aquí van los siguientes consejos

  • Debes hacer la medición desde el sitio en el que normalmente utilizas tu dispositivo.
  • La medición se debe hacer de manera limpia, sin tener ninguna descarga en el equipo en segundo plano.
  • Hay que asegurarse de que te has conectado de manera correcta en el dispositivo con el que vayas a hacer la medición.
  • Evita forzar cualquier tipo de optimización con la que se puedan alterar los resultados y que normalmente no utilizas de forma real, porque la medición no será fiable.