Quantcast

Test de velocidad: las mejores webs donde comprobar que tu compañía te da el Internet que pagas

El test de velocidad es una herramienta que solemos utilizar a menudo cuando nos falla la conexión a Internet. Cuando algo falla es habitual acudir a los test de velocidad para poder examinar la conexión y operadora. Hoy os contamos más acerca de los test de velocidad, que son, cómo funcionan y cuando hay que fiarse del resultado. 

Los test de velocidad suelen mostrar una cifra con varias agujas moviéndose durante unos segundos. Si el resultado nos muestra lo que el operador ha prometido, bien. Pero también hay más elementos que debemos fijarnos.

Qué hay que conocer: descarga, subida, ping, Mbps…

test de velocidad

Antes de realizar un test de velocidad, primero hay que conocer los términos del servicio. Generalmente los usuarios saben lo que es la velocidad de descarga y de subida, pero otros términos como servidor, latencia Mbps y Mb/s pueden no ser tan conocidos. Veamos algunos de ellos: 

  • Velocidad de descarga: es la velocidad que tiene la conexión a Internet para obtener datos de un servidor. Se mide en megas por segundo, esto quiere decir los megas que se descargan por segundo. 
  • Velocidad de subida: se trata del tiempo que tarda un archivo en ser subido a un servidor externo. En este caso se mide la cantidad de megas que la conexión a Internet puede subir en un segundo al servidor. 
  • Velocidad teórica: es la velocidad de descarga o subida que el operador asegura. Suele ser más alta que la velocidad real de la que tenemos y esto es por diferentes factores. Las velocidades de descarga y subida a la velocidad real, mejor. 
  • Latencia y ping: la latencia es el tiempo exacto que tarda un paquete de datos en transmitir dentro de una red. Se mide en pings que son los milisegundos que tardan en comunicarse entre el servidor y el dispositivo. Lo óptimo es tener lo menos posible de latencia, ya que así va a tardar menos en conectarse el servidor y el dispositivo. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer conexiones en directo como videojuegos online o una película en streaming. 
  • Mbps: mide la velocidad de descarga y subida. Su significado es «megabits por segundo» y mide la cantidad de megabits que envía la conexión por segundo. 
  • Proveedor: cuando un test hace referencia a un proveedor este es el operador que tenemos contratado. Algunas operadoras tienen un proveedor en común como aquellas que son filiales low cost de otras operadoras mayores. Por este motivo no tiene que ser siempre el proveedor del operador que hemos contratado.
  • Peak: los picos de velocidad máxima de un test de velocidad. No es importante tenerlo en cuenta, ya que lo verdaderamente importante es la velocidad media. 
  • Jittter: está relacionado con la latencia, es una variabilidad de tiempo que tardan en el envío de pings. Este dato generalmente no aparece en los test de velocidad aunque es también un elemento importante para saber la conexión a Internet que tenemos.