Quantcast

Gazpacho manchego: el plato que no tiene nada que ver con el andaluz

Si te hablan de gazpacho, de seguro te viene a la mente el más tradicional, fresquito y veraniego; sin embargo, también está el gazpacho manchego, el cual no tiene nada que ver con el andaluz y cuyo origen se remonta a épocas de pastoreo y recetas con piezas de caza como conejos, perdices, liebres y pollo.

Este plato tradicional de Castilla, específicamente de La Mancha, es toda una tradición y su preparación y disfrute al estilo auténtico, es más sencilla de lo que pueda parecer. Un plato de notas aromáticas deliciosas y de sabor a cocina tradicional de pueblo que, de tan solo verlo, invita a comerlo. 

Conoce todos los pasos para prepararlo al modo tradicional y disfruta de matices de sabor únicos con esta sencilla receta que te llevará a tener en tu mesa un plato perfecto y delicioso.

Ingredientes que necesitas para preparar un gazpacho manchego tradicional

Gazpacho manchego el plato que no tiene nada que ver con el andaluz

Tal como te he comentado, los ingredientes del gazpacho manchego tienen mucho que ver con los más frescos y tradicionales de cacería, pues se trata de un platillo pastoril de corte muy sencillo. Todos los elementos han de ser frescos y de buena calidad para tener como resultado un plato perfecto y de gran aroma y sabor. 

Los ingredientes que necesitas para este plato tradicional son: ½ conejo, ½ pollo, ½ cebolla, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 pimiento verde, ½ cabeza de ajos, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 hoja de laurel, tomillo fresco, 240 gramos de tomate frito, 1 litro y medio de agua tibia con sal.