Quantcast

Ensaladilla rusa: trucos para una decoración y presentación de ’10’

La ensaladilla rusa es un pilar de nuestra gastronomía. Esta fresquita receta, ideal para el verano, lleva conquistando los paladares de los españoles desde hace más de siglo y medio y no nos extraña: ¡es un manjar! Pero muchas veces con la calidad de la ensaladilla no es suficiente para agradar a nuestros invitados y tenemos que poner algo más de interés en la decoración.

Pero estás de suerte: si quieres quedar a la perfección en casa, preparar una ensaladilla rusa perfecta, no solo de sabor sino también de pinta, continúa con nosotros y presta atención a los consejos que te damos. Tu ensaladilla rusa va a ser la auténtica envidia de este verano.

HISTORIA DE LA ENSALADILLA RUSA

La ensaladilla no es rusa, todo hay que decirlo. Se trata de un plato aparecido por primera vez en España en 1858, cuando formaba de un menú propuesto en el libro La cocina moderna, según la escuela francesa y española, del cocinero español Mariano Muñoz. 

Pero con la ensaladilla rusa hemos topado. ¿Con guisantes o sin? ¿Judías verdes? ¿Con huevo duro? ¿Atún o ventresca? ¿Patata entera o chafada? Hay tantas ensaladillas como creatividades y gustos, y hoy vamos a darte los mejores consejos sobre decoración para que tu ensaladilla rusa sea la más bonita del mundo.

Ya que haces una buena ensaladilla rusa, que no te falle la decoración.