Quantcast

Cómo hacer unas irresistibles tortitas fritas de patata

Las tortitas de fritas de patata no solo las puedes comer a la hora de un antojo, sino que también quedan perfectas para acompañar platos con carne de ave, ternera o cerdo acompañadas de una rica salsa. 

Preparar estas tortitas no tiene nada de complicado y el sabor divino está garantizado; al fin y al cabo, si llevan patatas, nada puede salir mal, puesto que es conocido el rico sabor y versatilidad de este tubérculo. No te pierdas ningún detalle y date el gusto de probarlas.

Comienza preparando las patatas

Las tortitas de fritas de patata no solo las puedes comer a la hora de un antojo, sino que también quedan perfectas para acompañar platos con carne de ave, ternera o cerdo acompañadas de una rica salsa. Preparar estas tortitas no tiene nada de complicado y el sabor divino está garantizado; al fin y al cabo, si llevan patatas, nada puede salir mal, puesto que es conocido el rico sabor y versatilidad de este tubérculo. No te pierdas ningún detalle y date el gusto de probarlas. Ingredientes que necesitas para preparar tortitas fritas de patata Para la preparación de las más ricas tortitas fritas de patata, necesitas pocos ingredientes; y de hecho, estos son los más tradicionales, los que son básicos en el menú familiar. Por lo tanto, hacerlas no solo te permitirá disfrutar de un rico plato, sino también, tendrás la oportunidad de preparar de manera diferente esos ingredientes que ya tienes en casa. Los ingredientes que vas a necesitar para prepararlas son: 4 patatas grandes, 2 huevos, 1 cebolla, 2 cucharadas de harina, sal, pimienta, perejil en polvo y aceite de oliva virgen extra. Comienza preparando las patatas Lo primero que debes hacer es preparar las patatas para poder utilizarlas en esta receta, en la que este tubérculo es el protagonista. Lava muy bien las patatas, retírales la piel y pásalas por un rallador. Puedes rallarlas del grosor deseado; aunque por supuesto, el más común es el de grosor medio; puesto que de esta manera, quedarán perfectas para armar las tortitas, pero a la vez se sentirán en cada mordida. Prepara la cebolla La presencia de la cebolla en las preparaciones con patatas, son definitivamente un plus que aporta un rico sabor y mejora considerablemente el resultado del plato, haciéndolo más rico y con un sabor más dulzón. En caso de que no te agrade la idea de añadir cebollas, puedes evitar este ingrediente; sin embargo, te invito a probarlas para que descubras por ti mismo el rico sabor que aportan. En caso de añadirla, pélala y pásala por el rallador para que quede tan pequeña como la patata. Así se prepara la base para estas tortitas fritas de patata Una vez que tengas las patatas y la cebolla perfectamente ralladas, pon ambas en un colador y con la ayuda de tus manos presiona para eliminar el exceso de humedad de ambos ingredientes. Eliminar el exceso de agua es necesario, pues de no hacerlo, será necesario añadir más harina, lo cual hará que no se disfrute bien el sabor de la patata en estas tortitas. Prepara la masa para las tortitas Cuando tengas listas las patatas y la cebolla, ponlas bien escurridas en un bol y añade la harina, huevo, perejil en polvo y sal y pimienta a tu gusto. Mezcla muy bien todos los ingredientes. No es necesario añadir demasiada harina, ya que el huevo y también el propio almidón de las patatas actuará para hacer que las tortitas permanezcan bien compactas al momento de llevarlas a freír. Es por esto que es necesario eliminar el agua excedente antes de mezclar todos los ingredientes. Alista la sartén A la hora de freír, lo más común es utilizar una cantidad generosa de aceite; sin embargo, en este caso, lo mejor será poner solo un poco de aceite. Pon una sartén al fuego medio y vierte un poco de aceite de oliva virgen extra; el cual, como sabes, es el más recomendado para la fritura de, no solo estas tortitas fritas de patata, sino también croquetas, pescados y más. Espera que tome temperatura antes de poner a freír las tortitas. Así se fríen las tortitas Cuando el aceite de oliva virgen extra esté caliente, comienza a darle forma a las tortitas y ponlas a freír. No las hagas demasiado grandes, pues de un tamaño mediano quedan más bonitas a la vista y son más fáciles de comer. Coloca unas dos o tres a freír y espera que tomen color antes de voltearlas. Termina de prepararlas y disfruta Una vez que observes que las tortitas fritas de patata lucen doraditas, dales la vuelta y termina de freírlas para que estén igual de doradas por ambas caras. Cuando las retires de la sartén, llévalas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa que puedan tener. Termina de hacer las siguientes y sírvelas calientes para que puedas disfrutar de toda su textura crujiente, apenas la tengas listas. Ingredientes que puedes utilizar para darles más sabor A estas ricas tortitas fritas de patata, la cebolla y el perejil le dan un sabor exquisito; ahora bien, puedes añadir otros ingredientes para aromatizarlas y lograr un plato realmente único que combine con lo que desees acompañarlas. Puedes añadir un poco de ajo en polvo o un poco de ajo natural finamente picado. También, si te gusta el picante, eres libre de añadir un toque de guindilla para que queden picositas. Con relación a las hierbas que puedes incorporar, el orégano, romero o cebollino, les darán mucho sabor. Cómo lograr tortitas fritas de patata perfectas Para lograr que las tortitas fritas de patata queden bien compactas, lo mejor es utilizar unas buenas patatas que tengan una cantidad de almidón adecuada. Si usas patatas nuevas, estas tendrán menor cantidad de este elemento que actúa como aglutinante y reduce la cantidad de harina a añadir. Al momento de freírlas, recuerda ponerlas en pequeñas cantidades para evitar las drásticas fluctuaciones de temperatura en el aceite. También, recuerda hacerlas de un tamaño más bien pequeño o mediano para que resulten perfectas para comer. Si disfrutas las recetas originales con patatas, conoce esta receta viral que te hará comerlas con frenesí. Y además, aprovecha también esta receta para prepararlas al ajillo y ten lista la guarnición perfecta para carnes en unos minutos.

Lo primero que debes hacer es preparar las patatas para poder utilizarlas en esta receta, en la que este tubérculo es el protagonista. 

Lava muy bien las patatas, retírales la piel y pásalas por un rallador. Puedes rallarlas del grosor deseado; aunque por supuesto, el más común es el de grosor medio; puesto que de esta manera, quedarán perfectas para armar las tortitas, pero a la vez se sentirán en cada mordida.