Quantcast

Tortilla de patatas: los tres pasos obligatorios de Arguiñano

La tortilla de patatas es definitivamente uno de los emblemas de la gastronomía española y para Arguiñano es toda una tradición prepararla. No hay rincón del mundo donde no se le conozca como un plato icónico. 

Hay muchísimas variedades partiendo desde sus 3 ingredientes básicos. Huevos, patatas y aceite se combinan de manera majestuosa para la creación de un exquisito manjar del que se conoce desde 1798, y aunque hay quienes la prefieren con cebolla y sin cebolla, lo cierto es que los trucos aplican para la versión que sea. 

Conoce Los pasos obligatorios de Arguiñano para tener la mejor tortilla de patatas que puedas imaginar.

Con o sin cebolla, así queda mejor la tortilla de patatas según, Arguiñano

Comencemos por correr el velo y conocer los gustos del chef vasco, pues, es bien sabido que muchos prefieren evitar la cebolla en este plato tradicional; sin embargo, tal como sucede con Martín Berasategui, quien ha confesado su amor a la tortilla de patatas con cebolla, Arguiñano también se decanta por esta receta.

La cebolla añade un sabor algo meloso a la tortilla y este combina muy bien con el sabor de los huevos y las patatas, que gracias a su sabor más neutral, combina con otros ingredientes dando un resultado perfecto. Por supuesto, si para ti la cebolla no es admitida, no pasa nada, pues podrás obviar uno de los 3 pasos obligatorios del chef vasco.