Quantcast

7 consejos para ahorrar en combustible

El precio de los combustibles ha aumentado significativamente durante los últimos meses y sigue golpeando a la economía doméstica. La gasolina y el diésel han alcanzado máximos históricos y se encuentran por encima de los dos euros por litro en la mayoría de las gasolineras del país. Todo ello pese al descuento de 20 céntimos por litro introducido por el Gobierno de España. Y lo peor es que no parece que vaya a bajar, al contrario, la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), la patronal del sector de la distribución minorista de carburantes en nuestro país, afirma que se podría alcanzar los tres euros por litro este verano.

Ante estas previsiones, la posibilidad de ahorrar dinero en la gasolina y el diésel queda en las manos de los conductores. Por suerte, no hace falta gastar dinero en cambiar el vehículo por otro más eficiente que consuma menos combustible, ya que con unos pequeños cambios en los hábitos de conducción y mantenimiento del vehículo son suficientes para reducir los gastos de combustible. A continuación, te dejamos algunos consejos esenciales para que puedas ahorrar en combustible.

  1. Aprovecha los descuentos y cupones

El teléfono móvil se puede convertir en el mejor aliado para ahorrar en combustible. Hoy en día existen aplicaciones móviles diseñadas para ayudar a los conductores en su consumo de gasolina y diésel. Estas apps se pueden encontrar en portales especializados en ahorro de combustible, como es el caso de Gasogenio.com. Además de las apps, también se pueden encontrar descuentos, cupones y tarjetas de gasolinera que permiten obtener una reducción directa en el repostaje, o bien acumular puntos para canjear por combustible o regalos.

  1. Realiza un correcto mantenimiento del vehículo

El mantenimiento del vehículo es un aspecto clave para ahorrar combustible. Los conductores deben llevar a cabo un mantenimiento regular para mejorar la eficiencia del vehículo y, por consiguiente, mejorar el consumo de combustible. Es importante usar un aceite adecuado, mantener el filtro en buenas condiciones y las ruedas correctamente alineadas, entre muchas otras cosas, siempre siguiendo el manual del vehículo.  El mal funcionamiento de estos elementos genera cierto gasto de combustible. Por este motivo, realizar un correcto mantenimiento del vehículo es fundamental para ahorrar dinero.   

  1. Comprueba la presión de los neumáticos con regularidad

Los neumáticos pierden presión con el paso del tiempo, por lo que los conductores deben revisarlos y asegurarse que tengan la presión correcta al menos una vez al mes y antes de viajes largos, respetando siempre las indicaciones del fabricante. Una presión demasiado baja en la presión de los neumáticos aumenta la resistencia a la rodadura (la energía destinada a mover las ruedas del vehículo), de modo que el vehículo necesitará una mayor cantidad de combustible para mantener la velocidad. Los expertos señalan que alrededor de un 20% del consumo total del coche está relacionado con la rodadura de los neumáticos. De esta forma, invertir unos pocos minutos una vez al mes no cuesta nada y puede suponer un ahorro considerable de dinero.  

  1. Reduce el peso innecesario

Cuanto más pesa el vehículo, mayor será el gasto en combustible. Los conductores no deben llevar en el coche más de lo que necesitan, por lo que no deben guardar elementos innecesarios en el maletero. No hay que utilizar el vehículo de almacén. También hay que tener en cuenta la baca o el cofre instalado en el techo, ya que aumenta la resistencia al viento del vehículo, lo que significa que el motor tendrá que trabajar más para mantener la velocidad. Esto hace que aumente el consumo de combustible

  1. Conduce suavemente

Uno de los mejores consejos para ahorrar en combustible es conducir con la mayor suavidad posible, usando suavemente el acelerador, los frenos y la dirección. La conducción eficiente tiene una influencia directa en el consumo del vehículo. De esta forma, los conductores deben evitar las aceleraciones, los frenazos y cualquier tipo de conducción brusca, ya que hacen que el motor trabaje más y, por lo tanto, consume más gasolina o diésel.

  1. Mantén la velocidad constante o confía en el control de velocidad de crucero

Una forma de ahorrar combustible es conducir a una velocidad constante y evitar los cambios de velocidad innecesarios, los acelerones y los frenazos cuando se conduce por carretera. La mejor manera de conseguirlo es usando el control de velocidad de crucero, ya que mantiene la velocidad prefijada por el conductor de forma automática. Gracias al control de velocidad de crucero, los conductores pueden reducir el consumo de combustible de su vehículo.

  1. Circula con marchas largas

Conducir con revoluciones altas aumenta el consumo de combustible. Por este motivo, es recomendable circular con marchas largas para llevar el vehículo a revoluciones más bajas. Cuando aceleren, los conductores deben cambiar de marchas antes, normalmente a unas 1.500-2.000 rpm en los vehículos diésel y 1.500-2.500 rpm en el caso de los vehículos de gasolina.