Quantcast

Jamón ibérico: cómo conservarlo mejor en verano y otros secretos

El jamón ibérico es una de las exquisiteces propias de la gastronomía española. Puedes tomarlo tanto en lonchas como incorporarlo a multitud de platos para aprovechar su potente sabor. Vas a sacarle el máximo partido a este ingrediente y tus recetas quedarán de rechupete.

Pero las altas temperaturas afectan a su composición y provocan que se seque antes de tiempo. A continuación, te desvelamos cómo conservar mejor el jamón ibérico en verano y otros secretos relacionados de este ingrediente.

LAS PROPIEDADES DEL JAMÓN IBÉRICO

Jamón ibérico: cómo conservarlo mejor en verano y otros secretos

El jamón ibérico es un alimento muy nutritivo que se debe consumir de forma moderada. Aunque es rico en grasas, estas son de buena calidad porque los cerdos se han alimentado de bellotas. Además de estas sustancias, este alimento también aporta proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico. Entre los minerales incluye cobre, calcio, hierro, zinc, magnesio, fósforo y selenio.