Quantcast

Cepsa se compromete a reducir un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025

Cepsa, en el marco de su plan de transformación, se ha fijado el objetivo de reducir en un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025, respecto a su utilización en 2019. Esta decisión, que es una de las más ambiciosas del sector energético a escala internacional, supondrá un ahorro de más de 3 millones de metros cúbicos de agua dulce al año.

El objetivo ha sido fijado por la Mesa del Agua, un grupo de trabajo de la compañía que analiza la gestión del agua en sus actividades para identificar y evaluar iniciativas y proyectos que ayuden a hacer un uso más eficiente de este recurso. Con este comité interdisciplinar interno, Cepsa pretende dar impulso a sus esfuerzos para incrementar la eficiencia en el uso del agua en todos sus negocios, especialmente en zonas de estrés hídrico, y mejorar en el conocimiento sobre el ciclo del agua en sus grandes instalaciones productivas, para seguir incrementando los porcentajes de agua reciclada y reutilizada.

La compañía acometerá diferentes iniciativas para reducir su consumo de agua dulce. Entre otras, destaca el proyecto de reutilización en la planta de aguas residuales de su Energy Park de San Roque (Cádiz), que reducirá un 20% el consumo de agua de esta instalación gracias a una importante mejora en el tratamiento de aguas residuales. Estas se someterán a un proceso de ultrafiltración que permitirá mejorar su calidad convirtiéndola en agua reutilizable que pueda aprovecharse en las torres de refrigeración. Por otra parte, cabe destacar el proyecto de mejora en la Planta de tratamiento de efluentes líquidos del Energy Park de La Rábida, que logrará ahorrar un 7% del agua que consume anualmente esta instalación.

Álvaro Díaz Bild, director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente (HSE) de Cepsa ha asegurado que: “En Cepsa nos ponemos retos ambiciosos para contribuir positivamente a la sociedad y al futuro del planeta. El compromiso que hoy anunciamos nos sitúa a la vanguardia del sector, en un ámbito en el que ya somos referentes, pero queremos seguir avanzando. La transición ecológica va más allá de promover las energías sostenibles, también implica gestionar de manera responsable los recursos naturales. Cepsa reconoce la importancia del agua como fuente de vida y el derecho fundamental de las personas al acceso y disponibilidad de agua dulce. El agua es imprescindible para nuestras operaciones y una prioridad para la compañía, por ello estamos firmemente comprometidos con su uso eficiente y responsable”.

Cepsa es una de las compañías destacadas dentro de su sector en la gestión del agua, con una calificación A- de Liderazgo en el ranking sobre Seguridad Hídrica que elabora CDP (Carbon Disclosure Project). Esta organización sin ánimo de lucro analiza cada año el trabajo de casi trece mil compañías de todos los sectores y países, lo que la convierte en la principal plataforma de información medioambiental del mundo.

Solo un 7% de empresas del sector oil&gas logró posicionarse en 2021 en el nivel de Liderazgo en materia de agua, situando a Cepsa por encima de la media del sector y de la región (Europa).

Sin embargo, la ambición de la compañía en este sentido va todavía más lejos, puesto que quiere hacerla extensible también a terceros con los que trabaja. De esta forma, y de acuerdo con su política corporativa de compras sostenibles, prioriza las contrataciones de aquellas empresas que se preocupan por las cuestiones medioambientales, especialmente por el uso responsable de los recursos hídricos o que cuenten con planes de descarbonización.

Mediante estas iniciativas la compañía contribuye al ODS 6 (Agua limpia y saneamiento) y al ODS 14 (Vida submarina), además de a otros que Cepsa ha establecido como prioritarios, como el ODS 12 (Producción y consumo responsables) o el ODS 13 (Acción por el clima).

‘Una sola Tierra’

El próximo 5 de junio se celebra a nivel global el Día Mundial del Medio Ambiente. Este año se conmemora el 50 aniversario de la primera reunión internacional sobre el medioambiente, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, celebrada en Estocolmo del 5 al 16 de junio de 1972.

Este año, la campaña impulsada por Naciones Unidas lleva el mismo título que la de esta primera conferencia, ”Una sola Tierra” (Only One Earth), haciendo un llamamiento a la acción colectiva y transformadora a escala mundial para celebrar, proteger y restaurar nuestro planeta.

Estrategia 2030: ‘Positive Motion’

El compromiso hoy anunciado es un paso más en su plan de transformación, ‘Positive Motion’, con el que la compañía energética se ha marcado el objetivo alcanzar cero emisiones netas en 2050 (net zero) e ir más allá, contribuyendo de manera positiva a su entorno social y medioambiental. Para ello, ha establecido una hoja de ruta ambiciosa para recortar sus emisiones, reduciendo para 2030 sus emisiones de CO2 (alcance 1 y 2) en un 55% respecto a 2019 y entre un 15% y un 20% las de alcance 3. De esta forma, Cepsa se posicionaría como una de las empresas referentes de su sector. Asimismo, su plan estratégico también conlleva un firme compromiso con las políticas ambientales, sociales y de buen gobierno. En este sentido, para reforzar esta ambición, la compañía también ha vinculado la retribución de sus directivos a los objetivos de ESG: un 15-25% de su salario variable dependerá del cumplimiento de estos objetivos.

Recientemente algunas de las principales agencias de calificación en materia de sostenibilidad han reconocido a Cepsa como referente en su industria. En concreto, Sustainalytics ha otorgado a la compañía el primer puesto como empresa de petróleo y gas a nivel global, y S&P CSA (Corporate Sustainability Assessment) la ha situado en el primer cuartil del sector oil&gas.