Quantcast

¿Las prótesis de silicona dificultan la identificación del cáncer de mama?

¿La silicona dificulta la identificación del cáncer de mama? Conozca lo que dicen los expertos sobre esta duda común entre los cornúpetas.

Aumentar el tamaño de los pechos y dejar la “comisión frontal” más atractiva es el sueño de muchas mujeres. Pero hay una pregunta que no quiere callarse: ¿la silicona dificulta la identificación del cáncer de cama? ¿Es una mentira o una verdad?

Una investigación llevada a cabo recientemente por investigadores de la Universidad de Lava (Canadá) dejó a muchos con los pelos de punta. Los responsables del estudio afirmaron categóricamente que las prótesis de silicona dificultan la identificación del cáncer de mama en sus inicios, cuando el tumor es menos agresivo y más fácil de tratar.

Según los científicos, esto ocurre porque los implantes acaban dificultando la visualización del tejido mamario mediante exámenes de imagen tradicionales, como la mamografía.

¿Realidad o ficción?

Pero si tienes un implante de silicona y estás a punto de flipar con esta noticia, es mejor que respires hondo y mantengas la calma. Los expertos en la materia rebaten esta teoría planteada por los canadienses y afirman que la investigación tiene una serie de limitaciones científicas.

El primer fallo importante del estudio es que su conclusión se basa en otros 12 estudios diferentes publicados previamente en Estados Unidos, Canadá y parte de Europa desde 1993.

Además, no es posible conocer el perfil de los voluntarios, como detalles sobre su historia de vida, como la influencia genética, la edad, etc.

Tampoco hay forma de saber si tuvieron un seguimiento médico o con qué frecuencia se sometieron a exámenes de ultrasonido y mamografía.

¿Cómo sería un estudio ideal?

Según los investigadores que se dedican al tema, un estudio eficaz sobre el tema -que sea capaz de descubrir si la silicona dificulta la identificación del cáncer de mama-, debería analizar dos poblaciones: una sin prótesis y que se someta a la ecografía y a la mamografía anualmente, y otra con prótesis y que también se someta a los exámenes regularmente.

Entonces sería posible comparar de forma más precisa el nivel de tumor, la incidencia de cáncer en los grupos y otras variables del tipo.

Otra posibilidad sería el seguimiento de las pacientes que se sometieron a los exámenes con frecuencia y fueron diagnosticadas de cáncer de mama.

Después, se podría comprobar si el diagnóstico del problema podría haberse realizado antes y, en caso afirmativo, por qué la identificación del cáncer no habría “llegado” antes.

En resumen: ¿la silicona dificulta o no la identificación del cáncer de mama?

En resumen, la respuesta es sencilla: ¡no! La mayoría de los estudios sobre el tema afirman que las prótesis de silicona no dificultan la identificación del cáncer de mama en los exámenes porque los profesionales que los realizan están debidamente preparados para ello.

El equipo utilizado para los exámenes también es muy diferente hoy en día. Cuentan con tecnología avanzada y proporcionan mucha más precisión en los resultados.

Y, por último, cuando se hace la ecografía y la mamografía y todavía hay dudas, se solicita una resonancia magnética. Este examen, por cierto, garantiza una investigación mucho más detallada, sin posibilidades de dejar que un cáncer, incluso al principio, pase desapercibido.