Quantcast

Si tu corazón no late correctamente puedes tener una arritmia y estos son sus síntomas

¿Sufres palpitaciones con frecuencia? ¿Falta de aire? ¿Dolor en el pecho? ¿O pérdida de conciencia? Estos son los principales síntomas que tienen las personas con arritmias, una afección por la que el corazón no late correctamente, que puede mermar la calidad de vida de quienes la padecen, aunque en algunos casos este fenómeno pasa desapercibido.

El doctor Ricardo Ruiz es jefe de Electrofisiología Cardiaca del Hospital Quirónsalud Valencia y experto en el tratamiento de esta patología que define como “cualquier alteración del latido normal del corazón” y que puede afectar a la frecuencia o forma de transmisión del impulso que hace latir al corazón, por ejemplo.

Pero ¿por qué se producen? Este especialista reconoce que las causas de ‘arritmia’ pueden ser diversas y entre las principales menciona:

  • Trastornos relacionados con el envejecimiento y con la edad.
  • Alteraciones congénitas, desde el nacimiento, bien con base genética o hereditaria o sin ella.
  • Alteraciones funcionales del mecanismo normal de activación del corazón.
  • Alteraciones provocadas por otros padecimientos como inflamación, degeneración o cicatrices tras padecer, por ejemplo, un infarto de miocardio.

TIPOS DE ARRITMIAS

Por otro lado, el doctor Ruiz apunta que los principales tipos de arritmias son:

  • Según la regularidad del latido cardiaco: regulares e irregulares.
  • Según la frecuencia cardiaca: si es lenta son bradiarritmias, y taquiarritmias cuando la frecuencia cardiaca es rápida.
  • Según su origen: arritmias supraventriculares si se da en las aurículas (aunque luego se transmitan a los ventrículos) y arritmias ventriculares cuando el origen está en los ventrículos.

¿CUÁNDO ACUDIR AL ESPECIALISTA?

“Las palpitaciones acompañadas de sensación de falta de aire o de dolor en el pecho y, especialmente, acompañadas de una pérdida de conciencia deben ser revisadas por un especialista. Asimismo, las palpitaciones rápidas, de inicio y fin brusco, que se repiten cada cierto tiempo también merecen una revisión”, precisa el doctor Luis González, jefe de la Unidad de cardiología de Quirónsalud Alicante.

Igualmente, señala que la pérdida de conciencia no aclarada después de un estudio preliminar o en el que se aprecia alguna alteración cardiaca o del electrocardiograma también debería ser motivo de consulta al cardiólogo.

PARA UN MEJOR PRONÓSTICO, UN CORRECTO DIAGNÓSTICO

Así, el doctor Ricardo Ruíz destaca que una arritmia será o no preocupante según sea su tipo y síntomas, para lo que ve necesaria la realización de un correcto diagnóstico: “Es fundamental en el pronóstico de una arritmia la presencia o no de una enfermedad cardiaca (infartos, dilataciones del corazón, insuficiencia cardiaca, etc.). La aparición de una arritmia en un paciente que padece ya una enfermedad del corazón hace más difícil el manejo y puede condicionar un peor pronóstico”.

Para lograr un correcto diagnóstico indica que la prueba de referencia son los electrocardiogramas convencionales, con la única desventaja de que solo registran el ritmo y la frecuencia cardiaca en el momento de la prueba, cuando quizá no hay arritmias en ese instante.

Es por ello por lo que en otras muchas situaciones se realizan monitorizaciones electrocardiográficas más largas con la técnica de Holter (mide la actividad eléctrica del corazón durante uno o más días), o bien una monitorización a partir de dispositivos que se colocan sobre material textil, y otros se pueden implantar debajo de la piel para un tiempo muy prolongado de unos 4-5 años. Asimismo, si se sospecha que la arritmia puede estar relacionada con el ejercicio físico se debe realizar una prueba de esfuerzo.

“Si con esto no se tiene suficiente o para afinar más el diagnóstico se puede recurrir a técnicas invasivas donde se introducen cables o catéteres dentro del corazón y se estudia el mecanismo y el origen de las arritmias”, subraya el jefe de la Unidad de Cardiología de Quirónsalud Alicante.

VARIAS OPCIONES DE TRATAMIENTO

Para su tratamiento dice que hay varias opciones y todo dependerá de la gravedad de la afección. Mientras que apunta que algunas arritmias son banales y sin ninguna significación pronóstica y no necesitan tratamiento, sí resalta que otras pueden poner en riesgo la vida paciente y necesitar tratamientos más sofisticados. En ocasiones se suelen prescribir medicamentos para cortar un episodio de arritmia, o bien fármacos para prevenir y controlar que no se den estos episodios.

El experto de Quirónsalud Alicante dice que se pueden implantar dispositivos para vigilar el ritmo del corazón, como los marcapasos o desfibriladores que corrigen la arritmia cuando esta ocurre. “En los casos de determinadas arritmias potencialmente mortales se puede implantar lo que se llama un desfibrilador automático, capaz de suprimir la arritmia mediante estimulación o choques eléctricos”, agrega.

El estudio electrofisiológico con la ablación es otra de sus opciones de tratamiento, y a través de técnicas pioneras y mínimamente invasivas se intenta buscar dentro de corazón la zona donde se produce la arritmia: “Mediante técnicas de ablación por catéter conseguimos eliminar la zona del corazón que produce las arritmias bien a través de la ablación con calor (radiofrecuencia) o bien por ablación con frío (crioablación)”.