Quantcast

¿Estás usando más potencia eléctrica de la que necesita tu negocio?

Uno de los conceptos que tenemos que abonar en cada factura de electricidad es el término de potencia eléctrica contratada. Es un gasto fijo, mensual o bimensual, que hay que abonar independientemente del consumo de electricidad que haya registrado el negocio. Por ello, saber si es posible reducir este concepto para pagar menos es algo fundamental en cualquier empresa.

Saber como ahorrar energia en una empresa permite reducir gastos y así mejorar la rentabilidad del negocio. Lo primero que hay que saber es cuánta potencia necesita tu negocio y ver si la potencia que tienes contratada es la adecuada o es superior para decidir su mantenerla o cambiarla.

Calcular la potencia eléctrica necesaria en un negocio

De manera general podemos encontrar tres formas de calcular la potencia eléctrica en una empresa y son las siguientes:

Calculadora de potencia

Es una herramienta que suelen ofrecer las compañías eléctricas y que puede ser de gran utilidad para estimar la potencia que necesita una vivienda, local comercial o negocio. Una forma de orientarse sobre la cantidad de luz para empresas que debe contratar para no experimentar subidas de tensión ni pagar de más de forma innecesaria.

Asesoramiento externo

Para saber cuánta potencia necesita un negocio en concreto, también podemos recurrir a un técnico o electricista cualificado que se desplace hasta el negocio y compruebe cuál es el consumo real de la instalación para determinar si la potencia contratada es la correcta o si la empresa puede reducirla para ahorrar en la factura de la luz. Aunque no es un servicio gratuito, su ayuda puede contribuir a ahorrar mucho más que su coste.

Calculando la potencia

También puedes tratar de averiguar qué potencia necesita tu negocio sumando la potencia de los distintos electrodomésticos que tengas previsto utilizar. Necesitarás conocer la potencia de cada uno de tus electrodomésticos y sumarlas todas. El resultado final será la potencia que necesitas contratar, aunque siempre es conveniente dejar un pequeño margen por si necesitas agregar más electrodomésticos en el futuro.

¿Y si descubro que tengo demasiada potencia contratada?

Si después de calcular la potencia que necesita tu negocio descubres que tienes demasiada potencia contratada, puedes ponerte en contacto con tu compañía de electricidad para rebajar la potencia contratada y así pagar menos en cada factura de la luz. Para ello es necesario presentar alguna documentación, como la dirección del inmueble o los datos del titular, así como la nueva potencia que deseas contratar.

El proceso no suele tomar mucho tiempo y lo habitual es que en tu próxima factura de la luz ya venga reconocida la nueva potencia que necesitas para tu negocio. A partir de ese momento vas a comprobar cómo el término de potencia contratada en tus facturas comienza a tener un coste más reducido.

Como se puede apreciar, es fundamental saber si tu negocio está usando o no más potencia de electricidad que la que realmente necesita. Una forma sencilla de conocer si puedes reducir tus gastos y así mejorar la rentabilidad de tu negocio.