Quantcast

Qué es la Jarra del buen beber

Este término no está relacionado con una celebración o festividad, ni con el consumo de bebidas alcohólicas, como el nombre puede sugerir, por el contrario, se trata de un concepto que ha sido desarrollado para poder determinar una clasificación de las bebidas en seis grados o niveles, y la pertenencia de cada bebida a una determinado nivel va a depender de su valor nutritivo y de su contenido energético.

Además, la Jarra del buen beber va a indicarnos cuál es la cantidad de determinaos líquidos que debemos consumir diariamente y cuales deberíamos consumir con más frecuencia que otros, o definitivamente dejar de consumir, así que sigue leyendo, porque se trata de una iniciativa interesante que puede ayudar mucho a tu organismo.

¿Cuánto líquido debemos consumir diariamente?

Los especialistas se encuentran prácticamente de acuerdo en que deben ser de 1.5 a 2 litros de líquidos al día. El tema se encuentra en qué líquidos deben ser éstos. Si sólo se trataría de agua, los especialistas estarían felices con ello, porque el consumo de agua es lo que garantiza el mejor funcionamiento del cuerpo humano, en especial beber infusiones frías en el verano.

El agua es lo que hace que tu organismo se mantenga hidratado de la mejor manera que existe, permitiéndole transportar todos los nutrientes que son necesarios por los tejidos y los órganos del cuerpo, pero todos sabemos que los seres humanos consumen líquidos muy diversos, y que no necesariamente esos dos litros o más que podemos llegar a beber no son solamente de agua.

¿Cuál fue el primer país que implementó la Jarra del buen beber?

Por increíble que parezca, fue Méjico. Así es, el país del tequila, el mezcal y una famosa cerveza, y lo hizo a través de su Secretaría de Salud, con base en una Norma Oficial, que recibe el nombre de NOM-043-SSA2-2005, mediante la cual se da a conocer cuáles son las costumbres para la hidratación que deben ser mantenidos para que el organismo se mantenga sano.

El enfoque de la NOM-043-SSA2-2005 se dirige a educar sobre los hábitos saludables de hidratación y de alimentación, y su contenido puede ser consultado por todo aquel que desee informarse de su contenido, en una forma didáctica, pues emplea un gráfico muy sencillo de entender, lo mismo que en el caso de lo que allá denominan el “Plato del Buen Comer”.

¿Cuáles son los beneficios que aporta seguir los consejos que ofrece la Jarra del buen beber?

Hay que recordar que alrededor de dos terceras partes del organismo humano está compuesto de líquidos y que contamos con mecanismos que nos permiten expulsar los desechos eliminándolos en forma de líquido, a través de la orina y del sudor, de modo que estos líquidos deben reponerse.

Con esto en mente, se diseñó la Jarra del buen beber, para tener conocimiento exacto de la cantidad conveniente de líquido que se debe consumir diariamente para mantenernos hidratados de una manera óptima.

¿Cuáles son los niveles de líquido que se deben consumir según la Jarra del buen beber?

La gráfica está dividida por tipo de líquido y por la cantidad de cada uno de estos que se debe beber, encontrándose en el primer lugar o nivel el agua apta para consumo humano, de la cual se recomienda un consumo de entre 6 y 8 vasos diarios, de unos 350 ml., cada uno.

Para el segundo nivel encontraremos la leche descremada, semidescremada, o las leches vegetales sin azúcar añadida. En este caso se recomiendan dos vasos, que es lo mismo que 700 ml.

En el tercer nivel encontramos el café en granos o el té, en ambos casos sin azúcar añadida, No se recomienda que se consuman más de cuatro tazas diarias, que pueden ser unos 1.4 L.

Hacia el cuarto nivel se encuentran las bebidas no calóricas, que poseen edulcorantes y de los que se recomienda el consumo de dos vasos diarios, esto es, unos 700 ml.

Por lo que respecta al quinto nivel, allí se encuentran la leche entera, los zumos de frutas, las bebidas deportivas y las bebidas alcohólicas, y no se debe consumir más de medio vaso al día, lo que representa unos 175 ml.

En el sexto y último nivel encontramos las aguas saborizadas embotelladas y los refrescos, y según la Jarra del buen beber, no deben consumirse en absoluto, porque la cantidad de líquidos que aportan conlleva al mismo tiempo consumir enormes cantidades de azúcares procesados y esos son un riesgo para el organismo.

¿Qué es lo que están bebiendo los españoles?

¿Qué es lo que están bebiendo los españoles?

Lamentablemente es todo menos agua, por lo menos así lo demuestran las estadísticas, porque el agua potable simple es lo que menos tomamos. De hecho, hay cifras que indican que el consumo promedio de refrescos de los españoles se encuentra alrededor de los 150 litros por año. Esto representa, por lo menos, una lata de refresco al día.

Y esto sin contar la cantidad de cerveza, vinos, bebidas saborizadas o energéticas y otros líquidos cuyo consumo diario en cantidades excesivas, lejos de ayudar al organismo, lo perjudica en demasía.

¿Cuáles son los líquidos que no debemos beber?

En el caso de la leche entera, bebidas alcohólicas, bebidas energéticas y zumas de frutas, no debe tomarse más de medio vaso al día. Por lo que respecta a los refrescos y las aguas con sabor, deberías evitarlas por completo, porque no aportan más que riesgos para tu organismo.

¿Cuál es la importancia de ingerir líquidos para el organismo?

Recuerda que nuestro cuerpo está compuesto de líquidos en sus dos terceras partes, y que esos líquidos cumplen funciones que son muy importantes para nuestro organismo, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Un 90% de nuestro cerebro está compuesto de líquidos.
  • Con los líquidos nuestro organismo regula su temperatura.
  • Los músculos requieren de un 70% de líquidos.
  • Nuestros ojos necesitan de líquido para mantenerse hidratados y en buen funcionamiento.
  • Nuestra sangre está compuesta en un 85% de agua.
  • Tomar la cantidad adecuada de líquidos facilita la digestión y el funcionamiento del tracto intestinal.
  • Los líquidos son esenciales para el funcionamiento de los riñones.
  • Los líquidos facilitan el funcionamiento de las articulaciones.
  • En consumo de agua porta potasio, sodio y otros minerales necesarios para el organismo.
  • Los líquidos hacen que se produzca la saliva, que es esencial para la buena digestión.
  • No consumir agua en cantidades suficientes pone el riesgo los riñones.

Ya habrás podido darte cuenta de lo esencial que es beber líquidos en una proporción importante, siempre que sean los más adecuados para tu cuerpo, así que trata de seguir la propuesta que hace la Jarra del buen beber y veras los resultados.