Quantcast

Olvídate de la flacidez facial con este truco

La flacidez facial forma parte del proceso de envejecimiento. Comienza a producirse a los 28 años y a hacerse evidente a los 35. También se puede producir por el adelgazamiento brusco o los cambios reiterados de peso, una alimentación pobre en proteínas, un exceso de glúcidos y harinas, y el sedentarismo. Los expertos recomiendan para prevenir la flacidez facial, realizar ejercicio físico moderado de forma regular y seguir una dieta rica en antioxidantes. A continuación te contamos el truco para olvidarte de la flacidez facial.

Masajes faciales: Gua Sha o bolas descongestivas

Masajes faciales: Gua Sha o bolas descongestivas

Otro truco muy utilizado actualmente es utilizar herramientas como el rodillo de jade o cuarzo, el Gua Sha o las bolas descongestivas. Con su ayuda podrás esculpir tu rostro, reducir la aparición de arrugas y líneas de expresión, drenar y desintoxicar, iluminar y también disminuir las bolsas del contorno de los ojos. El Gua Sha es una piedra plana hecha de jade o cuarzo, que posee los extremos curvados para hacer masajes faciales y corporales. En el caso del rostro, solo debes hacer movimientos ascendentes por las áreas flácidas y con retención de líquidos, a fin de drenar las toxinas, activar la circulación y esculpir el rostro.