Quantcast

Qué es el baño polaco

Pues, se trata de algo que ha causado una verdadera revolución en las redes, después de lo que ha explicado Georgina Rodríguez, quien es la esposa del famosísimo jugador de fútbol Cristiano Ronaldo en la serie que ha sido difundida por Netflix.

Es probable que para muchas personas que sean especialmente sensibles, esto les parezca algo, cuando menos, antihigiénico, bizarro y no propio de una personalidad como la que ha explicado que lo pone en práctica, a veces hasta por desconocimiento, por eso hoy te vamos a explicar lo que es un baño polaco.

¿Qué es un baño?

¿Qué es un baño?

Es una acción por la cual un individuo se baña, esto es, se mete debajo de una regadera o se sumerge en un cuerpo de agua, bien sea en una bañera o en un río o laguna y, usando implementos como el jabón, procede a frotar todo su cuerpo y su cabello para limpiarse de modo que se higienice el mismo y se eliminen las células muertas, los rastros de suciedades y los malos olores, que es lo que le pasa a tu cuerpo si no te duchas.

Se trata de una actividad que se lleva a cabo desde épocas muy antiguas, ya que hasta nosotros ha llegado la costumbre de los baños romanos y de cómo se incitaba a los ciudadanos de roma a someterse regularmente a este tipo de ritual, con la finalidad de evitar las enfermedades y permanecer pulcros.

¿Por qué ha causado tanto revuelo el baño polaco?

Porque la esposa de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez, una mujer que es una empresaria bastante reconocida por su exitosos casamiento con este astro del fútbol, ha contado en la serie transmitida por Netflix que entre los secretos de su vida, su matrimonio, su familia y sus costumbres, revelando aspectos íntimos de su relación, ella ha confesado que practica regularmente el baño polaco.

Esto ha causado en revuelo en las redes, ya que lo normal es que se recomiende a los seres humanos que se bañen de manera total como una costumbre higiénica y saludable, porque con él se logra una limpieza más profunda y concienzuda del cuerpo humano.

Georgina Rodríguez ha explicado la técnica que ella emplea para realizar el baño polaco por medio de una recreación con señas y esto ha causado muchas reacciones para todos los gustos en las redes sociales.

¿Qué es el baño polaco?

Pues es una práctica en la que el una persona, en vez de bañarse al completo, sólo se lava las axilas y sus partes íntimas, y se trata de una manera de asearse el cuerpo rápidamente, sin tener en cuenta el resto del cuerpo en el proceso de limpieza, lo que excluye el cabello, el cuello, la cara y las extremidades.

 ¿Cuál fue la reacción en las redes sociales?

La realidad es que su narración sobre esta costumbre se convirtió de manera muy rápida en tendencia de las redes sociales, ya que muchos usuarios no podían creer que la esposa de Cristiano Ronaldo, a la que muy posiblemente no le falten recursos ni tiempo para ello, realice una práctica que muchos consideran poco higiénica, mientras que muchos afirmaban que estaban de acuerdo con ella y que comenzarían a poner en práctica el baño polaco con frecuencia en sus rutinas de higiene diaria.

Algunos usuarios llegados a afirmar que Georgina era un ejemplo a seguir, aunque muchos otros usuarios manifestaron no tener conocimiento de que era el baño polaco, pero en cierto momento las palabras baño polaco se convirtieron en un término conocido a una escala mundial.

Incluso se dijo que Georgina Rodríguez hizo que muchas personas buscaran en Google lo que significaba un baño polaco, y muchos descubrieron que era un método que habían puesta en práctica alguna vez en su vida, aunque con otros nombres, como el avioncito, o el baño vaquero, incluso Gio, la novia de Cr7 dijo que “hacer el baño polaco era todo lo que necesitaba para una noche”.

¿Qué es lo que han dicho los expertos?

¿Qué es lo que han dicho los expertos?

Bañarse completo o no bañarse completo, he ahí la cuestión. Se trata de un debate que ha tenido lugar por muchos años entre los investigadores, al punto que se han realizado estudios por universidades de prestigio, para poder establecer si es tan recomendable bañarse completamente todos los días.

Un ejemplo de ello es una investigación realizada por la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, que se hizo en el año 2018, sobre cada cuanto debemos entrar en la ducha a la semana.

El resultado de la misma fue absolutamente sorpresivo, porque se llegó a la conclusión de que bañarse completamente todos los días no era lo ideal, porque ello provoca que la piel de los individuos pierda los aceites naturales e incrementa el riesgo de resequedad de la misma.

Una de las conclusiones de dicho estudio fue que, de acuerdo con la ciencia, lo óptimo era que un individuo tomara un baño completo como máximo dos veces por semana, no obstante, no debe reducirse la frecuencia del lavado de manos, porque ello es fundamental para evitar las enfermedades que se producen por contacto con superficies nocivas.

Otra práctica sana es la que cambiarse constantemente de ropa, poniéndose vestimentas limpias, y que eso basta para mantener una buena salud, en lugar de bañarse completamente todos los días.

¿Hay un libro sobre ello?

Si, se llama “Clean: The New Science of Skin and the Beauty of doing Less” (Limpieza: la nueva ciencia de la piel y la belleza de hacer menos), escrito por el profesor de la Universidad de Yale y especialista en medicina preventiva James Hamblin, en donde asegura que no se requiere que las personas se bañen a diario para poder prevenir enfermedades o infecciones.

De hecho, afirmó que con la puesta en práctica de este tipo de baños, el cuerpo se va acostumbrando y que llega a un proceso en el que gradualmente se puede abandonar el uso del jabón y del desodorante.

Sea como sea, muchos de nosotros no concebimos el hecho de salir de casa o de llegar del trabajo y no bañarnos, y quien sabe si Georgina y los investigadores tienen razón, y bañarnos todos los días aumenta el riesgo de resequedad en la piel. En todo caso, poner en práctica el baño polaco como rutina diaria es una decisión persona, y si lo haces, quisiéramos saber cómo te va con ello.