Quantcast

Las claves para saber si un yogur está malo

No cabe duda que el yogur es uno de los productos lácteos más saludables, cuyo consumo periódico se recomienda a todos los seres humanos desde muy temprana edad. Los pediatras lo recomiendan para los niños pequeños, porque sus componentes ayudan a reforzar el sistema inmune y a darle parte de los nutrientes que necesitan.

Pero, a pesar de que el yogur se produce gracias a unos microorganismos que se desarrollan en la leche, se pone malo, esto es, que tiene un lapso que se considera óptimo para su consumo, pasado el cual no debes tomarlo, por eso queremos explicarte los datos que necesitas saber para determinar si ese yogur que tienes en la nevera se ha puesto malo.

Usa la vista

Usa la vista

Si con el olor no acabas de estar seguro, entonces usa la vista. Si observas que el yogur tiene moho, no vayas a caer en el error de quitarle esa capa afectada, tíralo directamente, porque debes recordar que el yogur es cremoso y poroso, de modo que el moho ya se ha propagado al interior del producto y su consumo puede afectar tu salud.

Finalmente, aunque el yogur tenga todavía buen aspecto, pero ya han pasado algunos días desde la fecha de caducidad, es mejor que lo deseches en la basura, porque no es posible garantizar que sea seguro que lo consumas.