Quantcast

Segundas partes nunca fueron buenas, aquí las peores

Las segundas partes nunca fueron buena, o al menos eso es lo que se suele decir -que si se dice, por algo será-. Es cierto que en algunas ocasiones el amor ha triunfado en esas segundas oportunidades, pero no es una norma general, especialmente entre los famosos. Dar a tu ex pareja una segunda oportunidad cuando eres famoso es más complicado.

A continuación vamos a demostrar que el amor de segundas no es tan bonito como parece, aunque hay veces que sí ha triunfado, que también tenemos que decirlo. Las segundas partes nunca fueron buenas y aquí vienen algunas de las peores.

Belén Esteban y Fran Álvarez

Segundas partes nunca fueron buenas, aquí las peores

Parece que Belén Esteban, la colaboradora de Sálvame, no tiene muy buena suerte en el amor, aunque en la actualidad dice estar muy contenta y feliz con su nueva pareja, y es que todos los príncipes le salen rana. Primero fue Jesús Janeiro, más conocido como Jesulín de Ubrique, con el que tuvo una hija y muchas discusiones. Después vino Fran Álvarez, el camarero del que se enamoró perdidamente y que, al final, también le salió mal.

Aún así, con este último se casó y mantuvo una relación de cinco años, años que, según Fran, la colaboradora habría perdido al intentar estar con él. Después de esos cinco año decidieron que lo mejor era decir adiós y dejar el matrimonio y la relación.

Claro está que esto no fue así de golpe, no, y es que la pareja sufrió alguna que otra separación, pero siempre terminaban dándose otra oportunidad. Hasta que se acabaron cinco años después. En la actualidad, a pesar de todo el amor y cariño que se tuvieron, no mantienen ningún tipo de relación.