Quantcast

El Govern catalán reitera su confianza en que se eliminarán las cuarentenas en escuelas

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha explicado este jueves que la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta está estudiando la eliminación de cuarentenas por contacto estrecho de un positivo de Covid-19 en las escuelas y ha asegurado que «todo indica que la propuesta será bien recibida«.

Lo ha dicho en rueda de prensa tras visitar el centro de atención primaria (CAP) Santa Rosa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en la que ha recordado que dicha medida la han planteado esta semana en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que están representados el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, avanzó la semana pasada que desde el Ejecutivo catalán pedirían adaptar los protocolos en los centros educativos para eliminar las cuarentenas en aquellos niños que no tengan síntomas o tengan un test negativo, y en caso de que se desestime, sostuvo que lo tirarían adelante en Catalunya antes de terminar febrero.

Sobre la reducción de cuarentenas fuera del ámbito escolar, Argimon ha detallado que se está estudiando pero ha pedido «tranquilidad» y ha estimado que se tendrá que tratar en función de la sintomatología que presente cada persona, del mismo modo que se hace con otras enfermedades como la gripe, ha ejemplificado el conseller.

Este jueves, además, es el primer día sin mascarilla obligatoria en los patios de escuela y el conseller ha defendido que los centros educativos serán el primer ámbito en el que se eliminará también su uso en el interior.

Considera que es una medida que no tiene «ningún» sentido pedagógico, según él afecta al grupo de edad con menor riesgo frente al virus y, por lo tanto, será el primer sitio en el que se eliminará el uso obligatorio de la mascarilla en interiores.

DESCENSO

Sobre la situación epidemiológica actual, el conseller ha destacado que tanto el número de contagios como la presión asistencial siguen reduciéndose y ha expresado su deseo de que se mantenga la tendencia a la baja en las próximas semanas.

«Seguramente ómicron sea un cambio de paradigma«, ha dicho el conseller sobre la variante predominante actualmente en Catalunya, que según él cambiará el abordaje del virus aunque ha remarcado que es difícil hacer predicciones en esta pandemia y ha abogado por esperar a ver qué sucede una vez acabe el invierno.

Una de las consecuencias de la bajada de la incidencia del virus es la reapertura del ocio nocturno a partir del viernes, una medida que el conseller ha reivindicado textualmente como una buena noticia porque se trata de un sector que «ha sufrido mucho» con las restricciones que ha impuesto el Govern para el control de la pandemia.

VACUNACIÓN

Respecto a la campaña de vacunación, Argimon ha detallado que «se ha ralentizado mucho en general» debido, en parte, a las altas tasas de contagio registradas durante la sexta ola, que han propiciado que las personas que han enfermado estén protegidas frente al virus.

Asimismo, ha advertido de que la Unión Europea (UE) ha limitado la validez del certificado Covid a los nueve meses, por lo que ha emplazado a todas las personas que tengan que viajar en los próximos meses, ya sea por trabajo o por ocio, que no esperen a vacunarse en el «último momento».

Ha recordado que el intervalo de cinco meses entre la segunda y la tercera dosis es una recomendación y ha asegurado que «no pasa nada» si se administra antes.