Quantcast

Puig: «Que no sea obligatorio llevar la mascarilla al aire libre no implica que nos la tengamos que quitar»

El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado en relación con el fin de la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre que el hecho de que no sea obligatoria «no implica necesariamente que nos la tengamos que quitar».

Puig se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios en La Vila Joiosa (Alicante), donde ha visitado el Palacio de Justicia del municipio, junto a la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo.

El ‘president’ ha señalado que su intención es «no crear más confusión» en esta cuestión, ya que es la normativa que se ha aprobado y, por tanto, ha dicho, «nosotros la apoyaremos».

En relación con el fin de la mascarilla también en los recreos de los colegios, Puig ha señalado que, al aire libre, «ya no será obligatoria y, por tanto, tampoco será en los patios». Y, sobre quejas de docentes sobre esta cuestión porque hay escolares que aún no tienen la pauta completa, el ‘president’ha subrayado que el hecho de que «se libere la obligatoriedad del uso de la mascarilla, no implica que necesariamente nos la tengamos que quitar».

«En la anterior ocasión que se quitó la mascarilla obligatoria, nosotros recomendamos que en la calle se siguiera llevando, por lo que no es una obligación quitársela, ni tampoco lo será en los centros», ha zanjado.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles la modificación del decreto por la que, a partir de mañana, las mascarillas ya no serán obligatorias en exteriores después de que así lo haya aprobado el último Consejo de Ministros y tras el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Sin embargo, esta obligatoriedad del uso de la mascarilla se mantiene en eventos multitudinarios que tienen lugar en espacios al aire libre cuando los asistentes estén de pie o, si están sentados, cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros entre personas o grupos de convivientes.

También sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla en los medios de transporte público, especificándose que esto incluye andenes y estaciones de viajeros y teleféricos. Además, esta medida de control no farmacológico también se mantiene en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.