Quantcast

Los 3 elementos de la cultura de un gran equipo

Para un buen trabajo en equipo, este debe acoger un conjunto de personas que posea habilidades distintas pero, a su vez, complementarias y enfocadas a un fin común.

Es un modelo funcional en el que cada miembro tiene un rol individual y específico, pero que la convergencia entre cada uno de ellos consigue realizar el trabajo en conjunto.

Existen muchos tipos de equipos de trabajo, pero una constante es que todos los integrantes deben tener claros los objetivos colectivos e identificarse con ellos. La visualización de los temas comunes y la comunicación horizontal es la base de un modelo de gestión organizacional cooperativo y creativo.

Los 3 elementos de la cultura de un gran equipo

Para conformar un equipo de trabajo ideal existen muchas teorías. Sobre todo, en tiempos donde abundan los preparadores ejecutivos y se han incrementado las hipótesis de liderazgo organizacional. Sin embargo, hay tesis que destacan porque están bien fundamentadas y son avaladas por instituciones de prestigio como Inusual School.

Esta empresa de coaching y training ejecutivo con sedes en Barcelona y Boston habla de 3 elementos clave en la cultura de un gran equipo.

Entendimiento común

Para especialistas como David Burkus este elemento consiste en que todos los integrantes puedan comprender el rol que cada uno tiene, su responsabilidad y su alcance.

Se trata de que cada miembro comprenda las preferencias de los demás, así como sus fortalezas y debilidades. Entender los plazos de entrega y ajustar los calendarios en función de los tiempos lógicos que cada quien necesita para desarrollar su trabajo.

Seguridad psicológica

La seguridad psicológica es un factor mencionado por muchos expertos en gerencia corporativa. Es la certeza que tienen los miembros del grupo para expresar lo que opinan sobre una decisión o sobre cómo se está llevando a cabo un proceso. Un equipo de trabajo exitoso da cabida a todas las ideas, no teme escucharlas y estimula la participación de cada uno de sus miembros. Esto, en consiguiente, hace aumentar la proactividad.

Propósito prosocial

El tercer elemento es el propósito prosocial. Significa que cada uno de los miembros del equipo sabe exactamente la importancia de su contribución y la incidencia de esta en el beneficio de otros.

La satisfacción de conseguir respuestas positivas

Hay investigaciones que certifican la teoría de que la gente rinde más cuando sabe que su trabajo trae cosas positivas a otras personas. Es una motivación mucho más poderosa que el reconocimiento profesional o la paga. Estos 3 elementos de la cultura de un gran equipo no son difíciles de conseguir si se trabaja en función de ellos. Pueden representar la diferencia entre un equipo ganador, uno promedio y otro que definitivamente no consigue sus objetivos.