Quantcast

Aire desinfectado, ¿es posible?

¿Cuál es uno de los objetivos de la humanidad a día de hoy? Sin duda, contar con aire puro que no transmita ninguna enfermedad. Como es conocido, la mayor concentración de gérmenes se encuentra en los espacios cerrados. Una de las formas de obtener un aire más puro es ventilarlos con el aire del exterior, pero, por desgracia, no siempre existe esta posibilidad. Sin duda, sería óptimo contar con una solución, ya que aire limpio equivale a lugar seguro.

Alternativas eficaces para desinfectar el aire

Recientemente, ha surgido una solución en la que se puede confiar. Son los equipos de desinfección de aire con tecnología UVC fabricados por la compañía española Desair. Este nuevo y, a la vez, bastante antiguo y conocido método se basa en la utilización de luz ultravioleta de ondas cortas que, desde su descubrimiento, se utiliza sobre todo para esterilizar tanto objetos como el aire. Así, estos nuevos dispositivos no son simples purificadores de aire, porque la tecnología es efectiva como función germicida, que elimina definitivamente los virus (incluido el COVID-19), bacterias, hongos y partículas que provocan alergia gracias a que el aire, después de pasar por la máquina, sale limpio y libre de gérmenes.  

Su efectividad está demostrada y confirmada por laboratorios de prestigio. Según sus propias afirmaciones, estas máquinas han demostrado “una capacidad extraordinaria antivírica, antibacteriana y antifúngica” porque se han obtenido resultados en los que es casi imposible creer, ya que muestran un 99,99% eliminación de los gérmenes conforme a las certificaciones oficiales obtenidas.

Otras ventajas que presentan los equipos

Además de su efectividad, los compradores que buscan algún aparato para el lugar donde pasan mucho tiempo desean que este sea silencioso y que no requiera piezas de recambio muy a menudo. 

Los profesionales de Desair afirman que es posible dejar de preocuparse por estos aspectos. El tiempo de la explotación de sus esterilizadores del aire sin necesidad de realizar ningún cambio o mantenimiento es de 18.000 horas y pueden estar en funcionamiento las 24 horas del día sin complicación alguna tanto para la máquina como para las personas, lo que permite utilizarlas en cualquier lugar (centro médico, escuela, gimnasio o la propia casa).

También han demostrado que los purificadores del aire son silenciosos y funcionan durante todas las horas de trabajo en cada espacio de su oficina, asegurándolo.

Además, no necesitan instalación, lo que se traduce en comodidad. Por otro lado, son de bajo consumo y respetuosos con el medioambiente, tal como hoy en día se espera de cualquier equipo. Como dicen en Desair, «nosotros podemos crear espacios saludables para todos».

En resumen, parece que uno de los problemas más inquietantes del mundo ha encontrado solución, a pesar de que todavía quedan muchos más.