Quantcast

Griffiths asegura que si España quiere fabricar coches eléctricos también los tiene que vender

El presidente electo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Wayne Griffiths, ha asegurado que si España quiere ser un país productor de vehículos eléctricos líder tiene que tener un mercado fuerte para este tipo de vehículos sin emisiones.

El también presidente de Seat, en un encuentro con la prensa el día de su nombramiento como presidente de Anfac, apuntó que las empresas fabricantes de automóviles están tomando decisiones en la actualidad sobre sus productos eléctricos y dónde se fabricarán, por lo que recalcó la importancia de que España sea un país «competitivo», ya que existe una gran competencia.

«No hay un plan b», aseguró el directivo, al tiempo que señaló que España tiene que «salir a ganar», por lo que abogó por instaurar otro ritmo y una implementación a corto plazo. Así, resaltó que existe mucha competitividad en el sector y tiene que ser atractiva para las inversiones de las marcas y añadió que con los fondos europeos existe «una oportunidad».

«Veo la transformación que está afrontando el sector como una oportunidad y tenemos que trabajar desde la industria con una sola voz. Esta transformación no la podemos hacer solos, sino que hay que trabajar juntos. No hay que hablar de objetivos a medio y largo plazo, sino que hay que hablar de lo que vamos a hacer este año», subrayó.

En esta línea, afirmó que España no puede estar a la cola de electrificación en Europa, ni tampoco en lo relativo a las inversiones que se van a realizar por parte de los fabricantes.

Por su parte, el presidente saliente de Anfac, José Vicente de los Mozos, explicó que España va con retraso en la adaptación al vehículo eléctrico, por lo que puso de manifiesto la relevancia de una colaboración público-privada para lograr que el país siga siendo puntero en fabricación de vehículos.

En lo referente la reforma laboral, De los Mozos apuntó que dentro de la CEOE, Anfac se abstuvo porque no conocía el texto definitivo, pero indicó que el problema no está en los salarios, sino en el coste total del vehículo eléctrico, en lo que influyen aspectos como la distancia a las plantas desde donde se fabrican los componentes, la logística, el coste de la energía y otros factores como las ayudas en otros países.

«Cuando desconozco el contenido no me puedo pronunciar, por eso nos abstuvimos, ya que la ley no está acabada», resaltó De los Mozos, que destacó la importancia de la prevalencia del convenio colectivo y de que exista una flexibilidad laboral, ya que hay mucha incertidumbre y elementos que pueden cambiar cuando se lanza un vehículo nuevo.

REUNIÓN CON EL GOBIERNO

Por otro lado, el nuevo presidente de Anfac indicó que, nada más confirmar el nombramiento, se solicitaron sendas reuniones con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y señaló que se encuentran a la espera de cita.

Tanto Griffiths como de De los Mozos confirmaron que existe una «buena interlocución» con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que tiene disposición a escuchar los problemas del sector, aunque demandaron la existencia de una voz única dentro del Gobierno.

Por otra parte, el también presidente de Renault España se mostró «pesimista» en relación con la aprobación por parte del Gobierno de la reforma fiscal que afecta al automóvil, ya que, transcurridos dos años de la legislatura, no se ha abordado todavía.

De su lado, el director general de la asociación, José López-Tafall, calificó como «prioritario» que se aprueben medidas fiscales vinculadas con el sector del automóvil, orientadas a impulsar la electrificación y la renovación del parque automovilístico español. «Vamos a pelear por ello, es prioritario que salga», subrayó.

«Las medidas las tenemos identificadas y el producto lo tenemos en la calle, lo que hace falta es que se implemente rápido. Tenemos que insistir en las medidas, la reforma fiscal que proponemos no supone una merma de ingresos públicos, sino un incremento», sentenció López-Tafall.