Quantcast

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva es considerada como una valiosa herramienta de diagnóstico de diversas patologías en diferentes áreas de la salud. Abarca desde la odontología, otorrino, obstetricia, cardiología entre otras. Sin embargo, ha sido menospreciada, olvidada y sustituida por la tecnología.

El empleo de la maniobra de Valsalva, puede ayudar a diagnosticar un gran número de enfermedades crónicas en aquellos lugares donde es imposible acceder a equipos de alta tecnología por su alto costo, o por encontrarse en lugares remotos.

Antonio Maria Valsalva

Valsalva nació en Imola Italia el 17 de enero de 1666, fue educado en matemáticas, humanidades y luego se dedicó de lleno a la medicina. Fue un importante anatomista italiano; y por eso algunas partes del cuerpo son nombradas como su apellido. Se especializó en la anatomía del oído, dándole nombre a las trompas de Eustaquio

En 1704 el insigne médico italiano, Antonio Maria Valsalva, detalló en su tratado sobre el oído humano, una maniobra diseñada para liberar de presión las trompas de Eustaquio y para la eliminación del pus del oído medio. Sin embargo, luego de su muerte en 1723, el Dr. Valsalva y su maniobra fue olvidada.

examen médico

¿Cómo surge la maniobra de Valsalva?

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

En 1851, el Dr. Weber demostró que se podían lograr cambios en los sonidos cardíacos de los pacientes aplicando la maniobra de Valsalva, y para 1919, se estandarizó como un examen de salud para pilotos militares.

En 1941 se logró demostrar la eficacia para el diagnóstico de la insuficiencia cardiaca y en 1980 el Dr. Michael Zema, publicó un libro en el que detalla cómo diferenciar una disnea de origen cardíaco de una producto de una enfermedad pulmonar; y abogó para que la maniobra se empleara en el examen físico de rutina.

Ventajas que ofrece esta maniobra

tensión arterial

Es impresionante la cantidad de ventajas que ofrece la maniobra de Valsalva, ya que a pesar de ser relegada, es una herramienta de diagnóstico muy útil para los médicos de primer y segundo nivel de atención, porque les permite diferenciar si una disnea se produce por una deficiencia cardiaca o por una enfermedad pulmonar. Una de sus ventajas es que no es invasiva y a su vez, es muy fácil de hacer. 

Para explicar un poco el contexto para diferenciar una disnea producida por una insuficiencia cardiaca o una causada por una enfermedad pulmonar, se requeriría de una serie de estudios muy costosos e invasivos para el paciente; como un ecocardiograma, un tac cardiaco, una angiografía coronaria, entre otros exámenes, pudiendo ser todo esto simplificarlo con una maniobra de Valsalva que demora entre 30 y 60 segundos.

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

Esta maniobra es sumamente sencilla, el paciente puede estar sentado o acostado, respira profundamente, se tapa la boca y la nariz, tratando de forzar la salida del aire y debe mantener esta presión por unos 15 segundos.

Esta técnica es la que usamos cuando se nos tapa el oído por un cambio de presión. Recuerda que Valsalva, la detalló como una maniobra para eliminar la presión del oído medio. No obstante se ha determinado que produce efectos en la presión sanguínea y  mejora las arritmias.

Esto te puede interesar: Maniobra de Heimlich así se actúa si un bebé se atraganta

Esto pasa en el cuerpo cuando ejecutas la maniobra de Valsalva  

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

Durante la ejecución de la maniobra de Valsalva, se producen una serie de cambios fisiológicos en nuestro cuerpo que permiten hacer un diagnóstico según los resultados obtenidos, y se divide en cuatro fases.

Durante esta maniobra se monitorea al paciente para determinar los cambios fisiológicos que la maniobra produce. El análisis de los resultados determinará el diagnóstico.

Fases de la maniobra de Valsalva

monitor cardíaco

La maniobra de Valsalva consta de cuatro fases las cuales están divididas según los cambios que se producen durante el esfuerzo.

Fase I: Se inicia al contener la respiración; esto produce un vaciado de la sangre venosa y disminuye el flujo de sangre en los pulmones produciendo un aumento temporal de la presión sanguínea.

Fase II: La presión ejercida en el tórax no permite un retorno de sangre al corazón;  aumentando así, la frecuencia cardiaca.

Fase III: Se expulsa el aire, se relajan los músculos del tórax y la presión arterial disminuye.

Fase IV: La sangre retorna a su circulación normal, se nota un leve aumento de la presión arterial.

Análisis de los resultados 

examen médico

Durante la maniobra, el médico debe auscultar al paciente y los resultados se determinarán por los ruidos que este ausculte. Si se auscultan ruidos cardiacos durante la fase II y IV, se considera normal. Sí por el contrario, existe una ausencia total de ruidos durante la fase II y IV indica una insuficiencia cardiaca leve o incipiente.

Por la amplitud de la onda del pulso esta puede ser disminuida, aumentada y normal. En el caso de la maniobra de Valsalva, si el médico aprecia una onda de amplitud aumentada, está ante la presencia de una Insuficiencia cardiaca severa o congestiva; por el contrario, en la fase II, se ausculta una honda disminuida que desaparece y tarda en aparecer, el diagnóstico es un enfisema pulmonar o una hipertensión arterial pulmonar. 

Usos de la maniobra de Valsalva

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva tiene una gran cantidad de usos, desde eliminar la presión en el oído medio, hasta el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares, pero también tiene otros muchos usos que quizás lo hacías de manera natural.

Entre los usos que tiene la maniobra de Valsalva tenemos:

  • Ayuda a la identificación de soplos
  • Revierte arritmias cardiacas.
  • Es de gran utilidad en el diagnóstico de hernias y varicocele.
  • Detección de sangrado en cirugía de tiroides.
  • En odontología se emplea para determinar si existe comunicación buco sinusal.

También te puede interesar: Paro cardiaco esto son los síntomas que te avisan

Contraindicaciones de esta maniobra

contraindicaciones

A pesar de que es una maniobra muy sencilla, existen personas para las que puede estar contraindicada; como las que tienen un desprendimiento de retina, o si el paciente sufre de glaucoma o presión intraocular elevada.

Si un paciente tiene lentes intraoculares o sufre de una cardiopatía congénita, no debe realizar esta maniobra; ya que puede ser perjudicial debido a su enfermedad de base. 

Riesgos asociados a la práctica de la maniobra de Valsalva

Cómo practicar la maniobra de Valsalva

Existen muchos riesgos asociados a la práctica de esta maniobra. El ponerla  en práctica puede ocasionar algunos problemas de salud muy delicados, porque puede provocar desmayos, síncope vasovagal, e incluso pérdida súbita de la memoria.

También puede provocar dolor en el pecho y producir arritmias que requerirán de atención hospitalaria urgente.