Quantcast

La calle Toledo cambia su suerte repartiendo ‘El Gordo’ y un cuarto

La administración de Lotería número 267 de la calle Toledo de la capital ha repartido este miércoles ‘El Gordo’, con el número 8.6148, y el cuarto premio, con el 42.833, repartiendo millones muy cerca de la explosión de gas que hace año se registró en un edificio del arzobispado dejando cuatro fallecidos y decenas de heridos.

La suerte de este barrio ha cambiado en el momento en el que los niños de San Ildefonso han cantado el cuarto premio. En ese momento, una de las loteras se encontraba atendiendo a un cliente que le estaba haciendo una revisión de la alarma de la administración. «Ha venido una señora mientras estaba con este hombre y me ha dado la noticia y me he puesto muy contenta», ha expresado.

Entre abrazos y risas se ha dirigido a los medios para atender a las preguntas que le planteaban, y mientras contaba lo ocurrido, a las 12.12 horas ha recibido la primera llamada diciendo que lo «había dado».

Rápidamente y con mucha energía ha abrazado a su compañera de trabajo y han reído juntas. La primera y única premiada hasta el momento que ha ido al establecimiento a recoger su premio ha sido Patricia. En cuanto se han visto las empleadas y ella se han fundido en un enorme abrazo y «lo han celebrado» porque fue ella «la que se lo vendió».

EL SUEÑO DE TODA LOTERA: «REPARTIR ILUSIÓN»

«Es el sueño de toda lotera, repartir ilusión. Tenía un presentimiento de que nosotras lo íbamos a dar y mira; estas manitas inocentes lo han dado. Además, estoy muy contenta de que le toque a una clienta como Patricia, alguien de este increíble barrio y ya lo celebraremos más adelante», ha añadido felizmente Lidia, la lotera que regenta la administración ‘La Puerta de Toledo’.

La premiada, Patricia, ha recibido el cuarto premio con una gran alegría y exaltación. En declaraciones a los medios, ha explicado que «este premio lo va a utilizar para tapar agujeros» y justo unos momentos después, ha llamado a sus familiares para compartir con ellos el momento de felicidad y de júbilo.

Por el momento, las loteras se mantienen a la espera de que algún afortunado venga a reclamar ‘El Gordo’ ya que «de momento no han venido a por ello». Las loteras creen que aún no se van a acercar porque «estarán asustados», refiriéndose a toda la gente que se ha acumulado en la puerta de ‘Doña Lidia’.

Con esta buena noticia, la calle Toledo cambia su suerte un año después de la tragedia de uno de los edificios del número 93, donde fallecieron cuatro personas y once resultaron heridas al producirse una explosión provocada por una fuga de gas natural.