Quantcast

Trufas de chocolate blanco: el broche final para la cena de Nochebuena

La cena de Nochebuena es una de las ocasiones más mágicas que se pueden compartir en familia. Y después de estar juntos durante una hermosa velada entre buena comida y amada compañía, nada mejor que terminarla con un compartir dulce y delicado. Las trufas de chocolate blanco son suaves, dulces y delicadas, por lo que serán perfectas para cerrar la degustación de deliciosos platillos.

En esta ocasión te traigo dos propuestas para que escojas la que más te guste y la que más se adapte a los platos que servirás durante tu reunión de Nochebuena. Por un lado, unas exquisitas trufas de chocolate blanco y coco, y por otro, unas aromatizadas con limón que te harán suspirar. Anímate a prepararlas y no te arrepentirás.

El chocolate blanco: un dulce gusto que bien vale la pena

Son muchos los debates que giran en torno al chocolate blanco; que si no es chocolate, que si es solo grasa, que si engorda muchísimo y muchas cosas más. No obstante, esta dulce delicia se compara al buen placer de disfrutar de otro tipo de postres; que siendo también amados, se presentan como una excelente opción ocasional.

Si bien es cierto, el chocolate blanco contiene muy bajo contenido de cacao, y básicamente está hecho con la manteca de cacao de este fruto y leche. Ahora bien, cuando de un postre rico y delicado se trata, es una magnífica opción que bien vale la pena. Así que, por una noche, olvídate de la balanza y de las calorías, y regálate el placer de disfrutar de estas dulces trufas.

chocolate
Foto: Pixabay