Quantcast

Belarra: Lo que pasa con el CGPJ es «puro totalitarismo del PP, que sólo le gusta la democracia cuando gana»

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha afirmado que lo que está pasando con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y su no renovación «es puro totalitarismo del PP, que sólo le gusta la democracia cuando gana».

Asimismo, ha criticado que Pablo Casado está al frente de la formación popular gracias a los votos de María Dolores de Cospedal, de quien ha recordado su relación con la ‘operación Kitchen’, y ha denunciado que se utilizaran «los medios del Ministerio de Interior para perseguir a Podemos y construir pruebas falsas contra Pablo Iglesias».

Podemos Euskadi celebra durante este sábado en el BEC de Barakaldo el encuentro ‘Miradas amplias’, con el que busca abordar «los retos a futuro junto a la militancia y la sociedad civil».

La cita cuenta, además de con Ione Belarra, con la participación de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la eurodiputada María Eugenia Palop o el secretario general de CCOO, Unai Sordo, entre todos. Asimismo, se han acercado hasta el BEC de Barakaldo los coordinadores de Podemos de Navarra, Cantabria y La Rioja.

La apertura del evento ha correspondido a Ione Belarra quien, en su intervención, ha manifestado que «pese a las dificultades», el gobierno de coalición con el PSOE es «el mejor posible para encarar la pandemia y la reconstrucción». No obstante, ha sostenido que el mejor gobierno que se puede imaginar «tiene a Yolanda Díaz al frente y siendo fuerza mayoritaria, si ella quiere».

Tras valorar la importancia de algunas medidas adoptadas, como los ERTEs, ha sostenido que ello permitirá una salida de la crisis «diametralmente opuesta a la gestión de 2012». «Las medidas de Unidas Podemos en el gobierno funcionan», ha valorado.

Belarra, que ha denunciado que en el PP son «malos gestores y se colocan sistemáticamente al margen de la legalidad, fuera de la ley», ha criticado que Pablo Casado está al frente del PP gracias al apoyo de María Dolores de Cospedal, de quien ha recordado su relación con la ‘operación Kitchen’, y ha denunciado que se utilizaran «los medios del Ministerio de Interior para perseguir a Podemos y fabricar pruebas falsas contra Pablo Iglesias».

En este contexto, ha recordado que el Consejo General del Poder Judicial ha cumplido ya tres años con el mandato caducado y ha denunciado que el principal partido de la oposición se encuentra en «abierta rebeldía contra la Constitución, en desacato».

De este modo, ha sostenido que si el PP sigue incumpliendo la Constitución, «la mayoría progresista y plurinacional tiene que hacer lo que sea posible, incluso cambiar la ley, para que el órgano de gobierno de los jueces se renueve y se pueda cumplir con la Constitución».

«¿Os imagináis qué pasaría si un presidente estuviera tres años sin convocar elecciones con el mandato caducado? ¿Cómo le llamaríamos a eso? Lo que está pasando con el Consejo General del Poder Judicial es puro totalitarismo del PP, que sólo le gusta la democracia cuando gana», ha reprobado.

Por otro lado, ha considerado que en la actualidad «nadie duda ya de que el mercado no se regula solo» y ha recordado la situación de carestía vivida con las mascarillas y los respiradores «en lo peor de la pandemia».

De este modo, ha apostado por «un país con una industria fuerte» y asegurar así que el Estado y las administraciones públicas tienen «herramientas suficientes para proteger a la gente». «Por eso necesitamos una empresa pública en cada sector estratégico: una farmacéutica, una empresa de energía, una gran tecnológica que asegure que los datos de los ciudadanos no están en mano de cualquiera», ha enumerado.

En este contexto, ha denunciado que cuando los partidos que gobiernan «aspiran a acabar en el consejo de administración de una energética, entonces lo que pague la gente de factura de la luz se la trae al pairo».

EUSKADI

Por otro lado, ha afirmado que Euskadi necesita «una alternativa progresista y transformadora de verdad», que defienda los derechos de todos los vascos, y ha afirmado que quienes dicen que no se puede «son los mismos que dijeron que no se podía acabar con el bipartidismo, ni echar a Rajoy o que una fuerza política como la nuestra formase parte del gobierno». «Pero sabemos muy bien que sí se puede: Euskadi puede tener un gobierno nítidamente de izquierdas», ha añadido.

No obstante, ha considerado que para que ese momento llegue es necesario que Podemos, «y el espacio más amplio que estamos construyendo con la sociedad civil, con la juventud, con los agentes sindicales y con la ciudadanía, sea lo más fuerte posible».

«Todo el mundo sabe que la condición de posibilidad de que haya un cambio en Euskadi y de que quienes se tienen que entender se entiendan, es que Podemos Ahal dugu esté fuerte y pueda tejer una mayoría nueva», ha defendido.

A su juicio, Podemos Euskadi está siendo y va a ser así «cada vez más imprescindible para lograr cambios de fondo en el conjunto de nuestro país». «En Podemos tenemos claro que la plurinacionalidad no se dice, se hace, y por eso estamos orgullosas de estar construyendo con vosotros una herramienta política que es ejemplo del futuro que quiere para nuestro país de países. Un Podemos más arraigado a nivel territorial, que sume desde todas partes a nuestra casa común. Este país es plurinacional y su reconocimiento hace que seamos país o que no lo seamos», ha finalizado.

PILAR GARRIDO

Por su parte, la coordinadora general de la formación en Euskadi, Pilar Garrido, ha recordado que se viven momentos «difíciles» a consecuencia de la covid-19, que ha evidenciado «las grietas del estado de bienestar».

Tras lamentar que la pandemia ha afectado «más a los países pobres y a las mujeres», ha denunciado las «deficiencias del modelo de protección social». «Tenemos un modelo de país que no sostiene la vida de todos por igual», ha asegurado.

«Ya se han dado algunos pasos, el gobierno de coalición ha demostrado con hechos no sólo con palabras, que se puede salir de una crisis cuidando a la gente, respondiendo a sus necesidades, medidas como los Ertes, el escudo social, las medidas de lucha contra la violencias machistas… La hoja de ruta esta marcada, recuperar y ampliar derechos y crear las condiciones materiales para poder vivir vidas dignas», ha expresado.

Por otro lado, ha afirmado que Podemos tiene un «proyecto de país» con el que ofrecer «seguridad y certezas». «Soñamos un país con futuro para la juventud, con un trabajo decente y viviendas a precio accesible», ha incidido.

A su juicio, la formación representa así «la centralidad» y carece de «mochilas o complejos». «Somos la alternativa de gobierno de este país. Euskadi vive momentos de cambio. El tablero político vasco se tambalea y la recomposición debe hacerse reforzando Podemos Ahal dugu, ensanchando un espacio que es el que mejor conecta con el sentir de las mayorías sociales vascas. Un espacio vasco, de izquierdas, plural e inclusivo con mucho que aportar al modelo de país al que aspiramos en el Estado», ha defendido.

En este sentido, ha recordado la trayectoria histórica de Euskadiko Ezkerra como «quinto espacio» y ha apostado por «un bloque histórico de partidos, de colectivos, de agentes sociales y sindicales» que construyan el país con «derechos, integración e igualdad».

Por último, ha apostado por la «soberanía industrial y energética» y por «un país de vascos y vascas con iguales derechos». «Un país donde vivir en un barrio u otro, tener un apellido u otro no nos excluya. Donde la educación no sea segregadora y la escuela pública sea espacio de euskaldunización. Un país inclusivo, sin ciudadanos de primera ni de segunda», ha finalizado.