Quantcast

Alcalde de Zaragoza dice que la previsión de caudal máximo del Ebro disminuye

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que la previsión del caudal máximo del río Ebro a su paso por la capital aragonesa «ha disminuido considerablemente», en torno a los 2.300 metros cúbicos por segundo, y la punta de la crecida en la ciudad se ha retrasado, por lo que las afecciones «van a ser menores de las previstas inicialmente» y va a haber más tiempo para prepararse, ha apuntado.

Azcón, que ha visitado este domingo, 12 de diciembre, los barrios rurales de Juslibol, Alfocea y Monzalbarba, para conocer los trabajos que se están realizando con el objetivo de evitar incidencias por la crecida del río Ebro, ha reiterado que lo fundamental es prever los daños que se puedan producir.

«Prever es lo que estamos haciendo: desalojando granjas y párquines privados, donde se va a filtrar el agua, y poniendo párquines alternativos, el desalojo de las urbanizaciones que toda la vida se han visto inundadas y buscando espacios alternativos a esas personas», ha contado el alcalde.

En este sentido, se han habilitado espacios de aparcamiento para los vecinos que tengan que sacar sus vehículos de garajes con posibilidad de inundación, en el Arrabal: frente al Centro Cívico de la Estación del Norte y la Administración de Hacienda del barrio, en la explanada entre el Centro Municipal La Jota y el Colegio Público Marie Curie, y el terreno próximo al CMF Azucarera.

Además, se van a desalojar las viviendas –la mayoría segundas viviendas– de la parte baja del barrio rural de Alfocea.

200 TRABAJADORES MUNICIPALES

En el operativo están implicados unos 200 trabajadores municipales, del servicio de emergencias, bomberos, Policía Local, servicios sociales e infraestructuras.

Para concluir, Azcón ha subrayado que la Confederación Hidrográfica del Ebro ha dicho que la crecida no va a ser «tan destructiva» como se preveía, ya que «aguas arriba, el río ha tenido salidas más importantes –en Navarra– y a Zaragoza no llegará tanto» Eso sí, «siempre atentos, porque el río es impredecible», ha sentenciado.