Quantcast

Quiché de jamón y queso: el truco para que no se te quede seco

Quedarás maravillado cuando pruebes el quiché de jamón y queso, después de seguir los consejos y el truco que estoy por compartirte para que quede perfecta y nada seca. Cuando la haces con jamón y queso, estarás haciendo una variante del quiché de Lorraine, el cual  tiene su origen en la Francia del siglo XVII específicamente en la región de Lorena, al Noroeste de ese país.

Al hacerla siguiendo estos consejos, será un plato que definitivamente se convertirá en el favorito de tus reuniones y comidas familiares.

   

Preparación de la masa casera de quiché

Hacer una masa quebrada es muy sencillo, solo debes mezclar harina tamizada con mantequilla fría en pequeños cubos y pellizcar los ingredientes hasta formar una mezcla arenosa. Espolvorea sal y azúcar, para finalmente añadir el huevo. Forma una bola de masa y llévala a la nevera envuelta en papel film.

Las proporciones para hacer la masa casera son muy fáciles de recordar y son las siguientes: 200 gramos de harina floja (no utilices la de hacer pan), 100 gramos de mantequilla, 1 huevo, 4 gramos de sal y apenas una pizca de azúcar, esta le dará un toque dorado al hornearse.

Preparar masas caseras es de lo más fácil. Prepara una masa de hojaldre perfecta sin colorantes ni conservantes.

Quiché de jamón y queso: el truco para que no se te quede seco
Foto: Pixabay