Quantcast

La facturación de la industria de equipamiento para hostelería cae un 26% en 2020 por el Covid-19

La facturación global de las 130 empresas integradas dentro de la Federación española de Asociaciones de Fabricantes de Maquinaria para Hostelería, Colectividades e Industrias Afines (Felac) descendió un 26% en 2020 hasta los 1.393,50 millones de euros, por la pandemia del Covid-19, como se desprende del estudio económico realizado por la federación.

Todos los subsectores que conforman el sector de equipamiento para hostelería tuvieron un comportamiento negativo en 2020, siendo los más perjudicados el textil, con un descenso del 51%, el de equipamiento para lavanderías, que cayó un 35%, y el de equipamiento para cafeterías, con una bajada del 31%.

La mayor caída registrada en 2020 por el mercado se dio en la demanda nacional, con ventas por valor de 681,19 millones de euros, un 31% menos que en el 2019. En el mercado exterior, las empresas españolas sufrieron una caída de la facturación menor, con unos 712,31 millones de euros, una bajada del 21% en relación al 2019.

Como resultado, la cuota exportadora global se situó en el 51%, con una subida de tres puntos respecto a 2019. En el ámbito del empleo, el número de trabajadores de las 130 empresas que forman parte de Felac descendió un 7% respecto a 2019, con 9.380 empleados menos.

VALORACIÓN DEL 2020 Y PREVISIONES

Felac considera que las cifras de 2020 arrojaron una caía de la facturación menor de la que se preveía inicialmente. «Después de un ejercicio negativo y complicado, las empresas han iniciado en el segundo trimestre de este 2021 la recuperación a un ritmo de dos dígitos gracias a la reactivación de la demanda», afirma Rafael Olmos, presidente de Felac.

Respecto al próximo año, Olmos añadió que esperan continuar la senda de la recuperación a lo largo del 2022 y volver cuanto antes a las cifras precovid, aunque dijo que es «aventurero» hacer previsiones para el próximo año, ya que están condicionadas a la evolución de la pandemia y a otros factores como las perturbaciones que se están produciendo en la cadena de suministro a nivel mundial o la escalada de precios de la electricidad.