Quantcast

Cómo hacer un arroz blanco caldoso

Indistintamente de la estación en la que nos encontremos, hay un alimento que se encuentra presente durante todo el año y suele ser el acompañante de los platos más emblemáticos de cualquier temporada. El arroz blanco acompaña cualquier festividad y por supuesto hacerlo seco, meloso o caldoso es algo que va de la mano del gusto del cocinero.

Cuando de un arroz caldoso se trata, hay algunas consideraciones que debes tomar en cuenta para que quede con mucho sabor y puedas comerlo cuando te apetezca. Quédate y sabrás todos los trucos para hacerlo divinamente perfecto.

El arroz blanco caldoso: el preferido de las abuelas

El arroz blanco caldoso llegó a ser el remedio natural más utilizado por las abuelas para sanar cualquier condición de salud que pudiese aquejar a hijos y nietos. Por esta razón, con toda su sabiduría gastronómica, las abuelas transmitieron ese conocimiento de generación en generación.

Actualmente no es extraño ver como el arroz blanco acompaña esos días de malestar en el que un cereal aguadito y con sabor parece calentar el alma. Lo cierto es que es muy fácil de hacer y bien se trate de consumirlo para sentirse mejor o para disfrutar de su consistencia en algún momento, no hay que negarlo, el arroz blanco caldoso resulta ser sumamente reconfortante.

Cómo hacer un arroz blanco caldoso
Foto: Pixabay

El arroz: el alimento más versátil 

La versatilidad del arroz no puede negarse, y tal como te comentaba hace algunas líneas, indistintamente de la estación en la que nos encontremos, su sabor se disfruta de múltiples maneras.

Durante el verano es aliado perfecto al hacer deliciosas y nutritivas ensaladas frías. Es el protagonista de las exquisitas paellas y bien que queda en preparaciones dulces, como en un cremoso arroz con leche o un rico flan.  Este cereal además de rico en todas sus presentaciones, es también recomendado para todos. Personas con intolerancia al gluten o determinadas alergias alimenticias pueden consumirlo sin preocupación y de hecho, con su harina suelen sustituir la harina común en múltiples formas.