Quantcast

Cómo hacer un caldo de pollo con media pechuga

Un caldo casero de pollo es una de las recetas más sencillas de hacer, pero también una de las más resultonas. Con tan solo media pechuga de pollo puedes lograr un sabor concentrado y disfrutar de todo su calorcito en estos días de brisa fría. Además de sabroso, este tipo de caldo es muy reconfortante, así que te invito a conocer cómo lo puedes hacer bien sabroso y sin tantos ingredientes.

   

Prepara un sofrito lleno de sabor

Una vez que la pechuga tome algo de color, ponla a un lado junto a los huesos y agrega la cebolla picada en cuartos y el puerro en trozos.

Rehoga bien todos estos ingredientes para que vayan liberando su sabor gracias al contacto con el aceite caliente. Estos pasos son necesarios para que al añadir el agua, esta se mezcle con los sabores y termine de extraerlos de forma perfecta para obtener un caldo gustoso.

Cómo hacer un caldo de pollo con media pechuga
Si licuas las verduras tendrás una crema deliciosa a la que puedes añadir algunos fideos para hacerla más completa. Foto: Pixabay

Las verduras: la importancia de su presencia para un sabor alucinante

Las verduras tienen un papel protagónico importante para el éxito de este caldo. Así que apenas estés rehogando la cebolla y el puerro, añádelas también en la olla y remueve todo en conjunto.

Créeme que el sabor que obtendrás con este tipo de cocción será muy diferente al que obtienes con tan solo poner a hervir todo de una vez.