Quantcast

Cómo hacer un caldo de pollo con media pechuga

Un caldo casero de pollo es una de las recetas más sencillas de hacer, pero también una de las más resultonas. Con tan solo media pechuga de pollo puedes lograr un sabor concentrado y disfrutar de todo su calorcito en estos días de brisa fría. Además de sabroso, este tipo de caldo es muy reconfortante, así que te invito a conocer cómo lo puedes hacer bien sabroso y sin tantos ingredientes.

   

Estos son los ingredientes que necesitas para hacer tu caldo de pollo con media pechuga

Si tienes la ventaja de vivir en una casa y contar con un pequeño huerto, estoy segura de que muchos de los ingredientes que te mencionaré los tendrás allí. Ahora bien, si vives en una gran ciudad y de tierra solo cuentas con la de la maceta de tus suculentas, no te preocupes, pues seguramente tendrás guardadas algunas de estas verduras en el cajón de tu cocina.

Los ingredientes que necesitarás son: 1 cebolla, 1 puerro, 1 patata, 1 trozo de calabaza, 2 zanahorias pequeñas, algunos huesos de pollo (si los tienes), media pechuga de pollo, perejil fresco, una hija de laurel, 2.5 litros de agua y sal y pimienta a tu gusto.

verduras
Foto: Pixabay

No subestimes el aporte de sabor de los huesos de pollo

Al comprar un pollo y llegar a casa, seguramente lo limpias, cortas en piezas y terminas botando los huesos. Este es un gran error que muchas veces se comete por subestimar todo el sabor que estos sencillos huesos pueden aportar a un plato.

Los huesos de pollo igual que los de res, aportan un gran sabor a los caldos, así que antes de desecharlos, considera utilizarlos en una receta como la que te traigo hoy, en la que con tan solo media pechuga harás un caldo lleno de sabor.